24h España.

24h España.

Amazon confiscó más de 7 millones de productos falsificados en 2023.

Amazon confiscó más de 7 millones de productos falsificados en 2023.

En un valiente acto de justicia, se emprendieron acciones legales y se denunció ante las autoridades a más de 21.000 infractores.

MADRID, 26 Mar.

Amazon ha revelado que logró identificar y confiscar más de siete millones de productos falsificados en 2023, superando en un millón la cifra del año anterior, evitando así que dañaran a los consumidores o fueran revendidos en otros puntos de venta minoristas, según detalla en su cuarto 'Informe de Protección de Marca'.

En total, la empresa invirtió más de 1.200 millones de dólares (alrededor de 1.100 millones de euros) y empleó a 15.000 personas, incluyendo expertos en 'machine learning', desarrolladores de software e investigadores especializados, entre otros perfiles.

El gigante del comercio electrónico logró detener más de 700.000 intentos de creación de nuevas cuentas de vendedores fraudulentas el año pasado, antes de que pudieran poner a la venta ningún producto en la plataforma.

Es importante destacar que esta cifra representa una marcada reducción en comparación con los seis millones de intentos de creación de cuentas fraudulentas en 2020, demostrando la efectividad de los controles del 'marketplace' en disuadir a los infractores.

De acuerdo con el informe, la Unidad Contra los Delitos de Falsificación de Amazon (CCU, por sus siglas en inglés) ha llevado a cabo acciones legales y denunciado a más de 21.000 infractores desde su lanzamiento en 2020, demostrando así el compromiso de la plataforma en combatir la venta de productos falsos a nivel mundial.

El vicepresidente global de servicios a vendedores de Amazon, Dharmesh Mehta, expresó su orgullo por los avances logrados en la prevención de productos falsificados, destacando la importancia de las colaboraciones establecidas con marcas, organizaciones, autoridades políticas, fuerzas del orden y otros actores.

En su lucha por proteger a las marcas, Amazon ha apostado por cuatro pilares fundamentales que incluyen la implementación de rigurosos controles preventivos para disuadir a los infractores, la dotación de herramientas de protección a las marcas, la rendición de cuentas de los falsificadores por sus acciones ilícitas y la educación y concienciación del consumidor sobre estas prácticas fraudulentas.

Desde 2020, a pesar del aumento en el número de productos disponibles en Amazon, se ha observado una disminución del 30% en el total de reclamaciones válidas por infracción presentadas por las marcas, mostrando así el impacto positivo de las medidas implementadas por la plataforma en la protección de clientes, marcas y colaboradores comerciales.