24h España.

24h España.

Ampere incorpora tecnología LFP y 'cell-to-pack' a sus nuevas baterías.

Ampere incorpora tecnología LFP y 'cell-to-pack' a sus nuevas baterías.

En un emocionante anuncio, Ampere, empresa líder en vehículos eléctricos inteligentes del Grupo Renault, ha comunicado la expansión de su oferta de baterías para incorporar la innovadora tecnología LFP (litio-ferrofosfato) junto con la ya existente NMC (níquel, manganeso y cobalto). Esta decisión, acompañada de soluciones tecnológicas 'cell-to-pack', promete revolucionar el mercado según señala el fabricante en un comunicado publicado este lunes.

Ampere ha colaborado estrechamente con los proveedores LG Energy Solution y CATL para establecer una cadena de valor integrada en Europa, asegurando así una mayor competitividad de la tecnología LFP para sus vehículos fabricados en el continente. Estos dos socios suministrarán baterías LFP para varios modelos de las gamas Renault y Alpine, cubriendo las necesidades de baterías hasta 2030.

Además, la filial de Renault ha trabajado arduamente con LG Energy Solution para desarrollar la tecnología revolucionaria 'cell-to-pack', que permite incrementar la autonomía de los vehículos al integrar más celdas y, por ende, más energía en un espacio determinado. Esta innovación, considerada una primicia mundial para las baterías de tipo pouch, también reduce el coste de las mismas.

La integración de las tecnologías LFP y 'cell-to-pack' permitirá a Ampere reducir el coste de las baterías de sus vehículos en un 20% a partir de 2026. Con una estrategia abierta y colaborativa, la empresa demuestra su eficacia trabajando con socios clave como AESC Envision, CATL, LGES y Verkor para acelerar en un mercado en constante cambio.

Ampere destaca los avances de la tecnología LFP en los últimos años, convirtiéndola en una alternativa real al NMC al consumir menos energía. Esta tecnología se ajusta a ciertas aplicaciones, como los coches pequeños y medianos, y se está convirtiendo en una parte esencial de la ecuación económica para la democratización de los vehículos eléctricos en Europa.

Con un enfoque de rápida ejecución, Ampere planea equipar sus primeros modelos con baterías LFP a partir de principios de 2026, en línea con su ambicioso objetivo de reducir costes en un 40% para la próxima generación de vehículos. Una estrategia que, según el director de Operaciones de Ampere, Josep Maria Recasens, garantiza una asignación inteligente del capital y una respuesta ágil a las demandas del mercado en constante evolución.