24h España.

24h España.

Ana Duato no puede ser juzgada por la mayoría de los delitos fiscales que se le imputan, según su defensa.

Ana Duato no puede ser juzgada por la mayoría de los delitos fiscales que se le imputan, según su defensa.

Desde la defensa de la actriz Ana Duato se ha argumentado en el juicio del 'caso Nummaria' que no se deben juzgar cuatro de los siete delitos fiscales que se le imputan, ya que no se declararon durante la instrucción. Además, se ha destacado que en los otros tres ejercicios fiscales examinados, no se superó la cuota de 120.000 euros y se liquidaron correctamente ante Hacienda.

En contraste con Imanol Arias, quien ha admitido cinco delitos fiscales y ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía para evitar la prisión, Ana Duato ha optado por defenderse de todas las acusaciones, enfrentando una posible condena de 32 años de cárcel según la acusación del Ministerio Público.

La defensa de Duato ha cuestionado la acusación del fiscal Tomás Herranz, señalando que no se ha respetado su derecho de defensa al no haberse tomado declaración por los cuatro delitos fiscales más recientes. Se ha presentado un informe pericial que cuestiona las conclusiones de la Agencia Tributaria que sustentan las acusaciones.

El abogado Enrique Molina ha criticado la imputación de más de 20 años de cárcel para Duato, resaltando que se han cambiado las reglas del juego durante el proceso y se han vulnerado sus derechos. Se ha subrayado que las acusaciones anteriores por presuntos delitos fiscales se resolvieron con sanciones por infracciones leves y no por simulación u ocultación.

En cuanto al marido de Ana Duato, Miguel Ángel Bernardeu, su defensa ha argumentado que se han imputado delitos por ejercicios fiscales en los que no se consideraron todos los ingresos dela pareja. Se ha solicitado la aclaración de las acusaciones y se ha destacado que en algunos ejercicios la cuota defraudada no excedió los 120.000 euros, por lo tanto, no había delito contra la Hacienda.

Se ha enfatizado la necesidad de aclarar las acusaciones lo antes posible para garantizar el derecho de defensa de los acusados. Además, se ha argumentado que uno de los ejercicios fiscales estaría prescrito, lo que afectaría a la posible condena.