24h España.

24h España.

Banco de España revisa al alza las previsiones de crecimiento económico para 2024.

Banco de España revisa al alza las previsiones de crecimiento económico para 2024.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha comunicado que el organismo elevará sus proyecciones de crecimiento de la economía española para el año 2024 en la próxima actualización de previsiones, que está prevista para mediados de junio. Se espera que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) se sitúe por encima del 1,9%.

En su comparecencia ante la Comisión de Economía, Comercio y Transformación Digital del Congreso de los Diputados, Hernández de Cos ha presentado el Informe Anual del Banco de España correspondiente a los años 2022 y 2023.

El gobernador ha recordado que las últimas proyecciones del Banco de España señalaban un crecimiento del PIB del 1,9% en 2024 y 2025, y del 1,7% en 2026, superando el crecimiento potencial.

Sin embargo, tras la estimación del PIB del primer trimestre de 2024 publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) la semana pasada, que mostró un avance del 0,7% respecto al trimestre anterior, 0,3 puntos por encima de lo proyectado en marzo por el Banco de España, Hernández de Cos admitió que estos datos han sido una sorpresa positiva.

El aumento del empleo, la estabilidad geopolítica y la mejora en la actividad turística habrían contribuido a este crecimiento. Destaca especialmente el crecimiento en la formación bruta de capital fijo, después de las caídas en los trimestres previos.

Con esta nueva información, y considerando los datos de afiliación a la Seguridad Social para el segundo trimestre, el Banco de España revisará al alza sus previsiones de crecimiento económico en la próxima actualización de junio.

Hernández de Cos ha señalado que la economía española se ha estabilizado en un crecimiento sólido y superior al de la zona euro. Los indicadores adelantados del PIB para el primer trimestre de 2024 muestran un crecimiento un 3,7% por encima del nivel anterior a la pandemia, en contraste con el 3,4% de la zona euro.

En términos per cápita, el PIB en España únicamente supera en un 0,3% el nivel de finales de 2019, a pesar de la inmigración reciente, mientras que en la zona euro se encuentra un 2% por encima de dicho nivel.

Entre los factores que respaldan las buenas perspectivas económicas en España se incluye la recuperación gradual de la economía europea, la mitigación progresiva del impacto negativo de la política monetaria más restrictiva, el incremento de las rentas reales, el crecimiento poblacional previsto y el impulso fiscal de Next Generation EU (NGEU).

Por otro lado, la débil inversión, el bajo rendimiento de la productividad y la pérdida de ciertos impulsos favorables al crecimiento podrían impactar negativamente en la futura expansión económica, según Hernández de Cos.

Según la Encuesta del Banco de España sobre la Actividad Empresarial (EBAE), las empresas han reportado un aumento de la incertidumbre sobre la política económica que está afectando negativamente al 58% de las compañías, convirtiéndose en el factor más importante que condiciona la actividad empresarial.

Ante este panorama, Hernández de Cos ha advertido que si estas tendencias persisten, podrían impactar negativamente en las decisiones de inversión empresarial y en la trayectoria de crecimiento futuro.