24h España.

24h España.

Biden autoriza a Ucrania a utilizar armamento estadounidense cerca de la frontera rusa en Járkov.

Biden autoriza a Ucrania a utilizar armamento estadounidense cerca de la frontera rusa en Járkov.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha autorizado a Ucrania a utilizar armas proporcionadas por Washington para atacar territorio ruso, específicamente en las zonas cercanas a la región de Járkov, donde las tropas rusas están llevando a cabo una ofensiva. Esta decisión, largamente esperada por Kiev, ha sido confirmada por funcionarios estadounidenses a diferentes medios de comunicación del país.

Un empleado de la Administración Biden informó a 'Politico' que se ha dado luz verde para que Ucrania pueda responder a las fuerzas rusas en Járkov con armamento estadounidense. Sin embargo, la política de la Casa Blanca de no permitir ataques de largo alcance en territorio ruso se mantiene para evitar una escalada de tensiones, según la misma fuente.

De acuerdo con dos funcionarios estadounidenses que hablaron con CNN, esta decisión se justifica por los avances rusos en la región, aunque las autoridades ucranianas solo podrán atacar en las zonas designadas y no se ampliará el permiso. Además, se especificó que los aviones rusos dentro de Rusia que planeen atacar Ucrania no serán objetivo de este permiso.

Otro informante, en declaraciones a CBS News, no confirmó si las armas estadounidenses ya han sido utilizadas en operaciones de este tipo, dejando la decisión de hacerlo público en manos del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski. A pesar de la insistencia de las autoridades ucranianas, Washington se ha opuesto anteriormente a este tipo de acciones.

La Unión Europea se ha mostrado dividida en cuanto a permitir a Ucrania utilizar armas occidentales para atacar a Rusia en su territorio, así como para ampliar la misión de entrenamiento europeo a soldados ucranianos en su propio país. Mientras que algunos países como Alemania e Italia se oponen, Estonia, Lituania y Países Bajos han apoyado a Kiev en este sentido, al igual que el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, preocupado por el riesgo de una guerra asimétrica.