Blai Mallarach: "Debemos continuar avanzando de manera contundente y aprovechar este momento excepcional"

Blai Mallarach:

Blai Mallarach, jugador internacional español de waterpolo, tiene grandes ambiciones para su último Mundial y desea terminar su carrera deportiva en la cima. Afirma que el equipo debe seguir desempeñándose de manera excepcional y buscar la medalla de oro en el próximo Mundial en Doha. Después de haber logrado romper la barrera histórica en el Europeo, considera que este peculiar año 2024, que también incluye los Juegos Olímpicos de París, será su último baile a nivel nacional.

En una entrevista con Europa Press, Mallarach revela: "Para mí, ya te digo yo que sí, que este Mundial es mi último baile, al cien por cien. Por edad, por físico, por cabeza, por todo, creo que me tocará dar un paso al lado después de los Juegos Olímpicos y también tengo ganas de empezar otros proyectos a nivel personal".

El jugador catalán, nacido en Olot y con 36 años, considera que París 2024, siendo su cuarta y última cita olímpica después de Londres, Río y Tokio, debe ser el broche final de su extensa trayectoria con España. Ha sido un protagonista clave en muchos de los éxitos recientes del equipo, incluyendo el Europeo de Croacia.

Mallarach expresa su deseo de retirarse en lo más alto y no mirar atrás. Su objetivo es añadir dos últimas medallas a su impresionante colección: la del Mundial de Doha y los Juegos de París 2024. Recientemente, logró el oro en los Europeos de este mes, venciendo a la anfitriona Croacia en Zagreb. Este fue el primer oro continental para España, marcando un hito histórico en el waterpolo español.

El jugador manifiesta: "Hemos hecho historia, es la primera vez que se consigue un Europeo. Y en históricamente, siempre los Europeos son más complicados porque hay equipos más fuertes, entonces la competitividad aumenta. En el Mundial siempre hay equipos de diferentes continentes y quieras o no quieras, el nivel es un poquito más bajo".

El equipo tiene una mentalidad ambiciosa y ganadora a medida que se preparan para Doha, sin apenas descanso después del Europeo. Mallarach celebra: "La verdad es que nos va bien, vamos a intentar aprovechar la dinámica. En este año tan atípico que tenemos en el mundo del waterpolo, con Europeo, Mundial y Juegos Olímpicos, nos habíamos propuesto desde el inicio intentar ganar las tres competiciones y de momento la primera la hemos conseguido".

El jugador destaca que en los últimos años han estado estableciendo un estilo de juego marcado por diferentes variables tácticas que otros equipos han comenzado a copiar. Se consideran un paso por delante en comparación con sus rivales y tienen un bloque de jugadores muy sólido y talentoso. La fortaleza del equipo radica en el hecho de que no dependen únicamente de un jugador en particular.

El bloque ganador del Europeo representa tanto el presente como el futuro del waterpolo español. Más que un equipo, se consideran una familia y esto los hace más fuertes. Mallarach explica: "Los mayores nos llevamos bien con los más jóvenes. Somos un equipo. Tenemos jugadores que están digamos en su punto óptimo, en su 'prime' por edad y por experiencia y por calidad física, como Munárriz, Larumbe, Roger Tahull o Álvaro Granados, que está explotando. Ahora lo más difícil es mantenerse y demostrar que puede estar muchos años arriba".

Mallarach también afirma que muchos países ya temen enfrentarse a España, especialmente después de su victoria en el Europeo. Los rivales llegan al partido con una mentalidad perdedora, sabiendo que si el juego se complica, se rinden fácilmente y permiten que España se distancie en el marcador. Esto beneficia al equipo español.

En conclusión, Mallarach está decidido a continuar el éxito del waterpolo español masculino y espera seguir siendo una pieza importante en el equipo hasta su último baile en París 2024. El jugador se muestra ambicioso y quiere aprovechar al máximo este gran momento que están viviendo.

Categoría

Deportes