24h España.

24h España.

Blinken discute con líderes de Jordania y Arabia Saudí sobre una tregua en Gaza.

Blinken discute con líderes de Jordania y Arabia Saudí sobre una tregua en Gaza.

En el día de hoy, el secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se ha reunido con sus homólogos de Jordania y Arabia Saudí para discutir los esfuerzos en curso destinados a alcanzar un alto el fuego inmediato en la Franja de Gaza. Esta región ha sido escenario de nueve meses de bombardeos continuos por parte del Ejército israelí, dejando un saldo alarmante de más de 37.900 palestinos muertos.

Blinken ha enfatizado ante el ministro de Exteriores jordano, Ayman Safadi, que el objetivo supremo de un alto el fuego es asegurar la liberación de los rehenes y establecer una hoja de ruta específica para finalizar el conflicto en Gaza, al mismo tiempo que se garantiza un aumento significativo y sostenido de la ayuda humanitaria en toda la zona.

De acuerdo con un comunicado emitido por el portavoz de Blinken, Matthew Miller, también se ha abordado la fase posterior al conflicto y los esfuerzos diplomáticos para garantizar una solución duradera a la crisis en Gaza, que pueda proporcionar paz y seguridad duraderas para israelíes y palestinos por igual.

El secretario de Estado estadounidense ha expresado su agradecimiento a Amán por su rol protagónico en facilitar la entrega de ayuda humanitaria esencial a los palestinos en Gaza a través del corredor terrestre jordano y las operaciones aéreas conjuntas.

En la misma línea de discusión, Blinken ha conversado con el ministro de Exteriores saudí, Faisal bin Farhan, haciendo hincapié en la importancia de tomar medidas para fomentar una mayor integración y estabilidad regional. Esto incluye las tensiones a lo largo de la frontera norte de Israel, en referencia a los enfrentamientos con el grupo-milicia chií libanés Hezbolá.

Además, se ha condenado los ataques de los rebeldes yemeníes hutíes contra el transporte marítimo internacional frente a sus costas, así como la detención de medio centenar de empleados de agencias de la ONU, misiones diplomáticas de Estados miembros, empresas privadas, organizaciones internacionales y ONG. Se ha hecho eco de los llamados a su liberación inmediata, resaltando que la detención de dicho personal afecta de manera directa y negativa su capacidad para brindar asistencia humanitaria.