24h España.

24h España.

BMW ve disminuir sus beneficios en un 19% en el primer trimestre debido al aumento de los costes de producción.

BMW ve disminuir sus beneficios en un 19% en el primer trimestre debido al aumento de los costes de producción.

El fabricante alemán de vehículos BMW ha reportado una caída del 19,4% en su beneficio neto durante el primer trimestre de 2024, alcanzando los 2.951 millones de euros. Esta disminución se atribuye al incremento de los costos de fabricación del grupo, según informó la empresa en un comunicado este miércoles.

Las entregas de vehículos de las marcas BMW, MINI y Rolls-Royce aumentaron un 1,08% en el primer trimestre, llegando a 594.533 unidades, manteniendo una tendencia positiva en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El beneficio antes de intereses e impuestos (Ebit) también sufrió una notable disminución en el primer trimestre, situándose en 4.162 millones de euros, un 18,9% menos que en 2023.

El margen de fabricación experimentó una reducción de aproximadamente diecinueve puntos porcentuales entre enero y marzo, quedando por debajo de las expectativas del mercado.

La producción de vehículos se desaceleró al comienzo de 2024, con un descenso del 0,7% y una cifra un poco superior a las 673.000 unidades fabricadas.

En los últimos años, BMW ha logrado entregar más de un millón de vehículos eléctricos, aumentando gradualmente su cuota de ventas a través de una inversión de 650 millones de euros en su planta de Munich. Esta inversión tiene como objetivo que la fábrica solo produzca modelos eléctricos a partir de 2027.

La empresa confirmó sus proyecciones para todo el año, basadas en las expectativas de una moderación en los precios y una estabilización de la política monetaria.

BMW destacó un aumento en las entregas de sus modelos de alta gama durante el primer trimestre, con un incremento del 10% en Europa que compensó parcialmente la caída del 4,1% en el mercado chino.

El presidente del Consejo de Administración de BMW, Oliver Zipse, afirmó: "Estamos ampliando nuestra cuota de vehículos eléctricos manteniendo niveles de rentabilidad".

Tras el anuncio de estos resultados, las acciones de BMW cayeron alrededor de un 4% en la Bolsa de Valores de Frankfurt, después de una caída del 7% en el último año.

En un contexto de crecimiento económico mundial del 3,2%, BMW ha señalado que la economía está recuperando impulso, aunque persisten tensiones geopolíticas.

Las perspectivas de crecimiento en los países donde opera el grupo se están revisando al alza, con un aumento esperado en los mercados de automóviles, especialmente en Norteamérica y Sudamérica. Sin embargo, se prevé una creciente competencia con China, lo que podría llevar a una mayor presión sobre los precios de los vehículos nuevos y usados.

Estas previsiones se suman a las advertencias realizadas por otras compañías del sector automotriz, como Mercedes Benz, Volkswagen y Stellantis, sobre una desaceleración en el mercado debido a cambios en el modelo de negocio y una demanda más débil de vehículos eléctricos.