24h España.

24h España.

Cabify se compromete a integrar 100 vehículos eléctricos de Polestar en sus servicios entre Barcelona y Madrid.

Cabify se compromete a integrar 100 vehículos eléctricos de Polestar en sus servicios entre Barcelona y Madrid.

Una importante alianza entre Cabify y Polestar ha dado lugar a la incorporación de 100 vehículos eléctricos a la flota de la empresa en Barcelona y Madrid en las próximas semanas, con 50 coches en cada ciudad. La gestión de estos vehículos estará a cargo de Vecttor, filial de Cabify.

En una rueda de prensa celebrada este martes, el director de Asuntos Públicos de Cabify en España, Javier Dorado, y el director comercial de Polestar España, Pedro Parra, han dado a conocer los detalles de este acuerdo. Los 100 vehículos serán del modelo Polestar 2 Long Range Single Motor Plus y se ofrecerán condiciones especiales para su compra a empresas y autónomos que colaboran con Cabify en ambas ciudades.

Se espera que esta iniciativa no solo contribuya al ahorro de más de 500.000 litros de combustible y a la reducción de 800 toneladas de dióxido de carbono, sino que también favorezca el desarrollo de políticas para mejorar la calidad del aire en Barcelona y Madrid, según ha señalado Dorado.

Por cada vehículo eléctrico en servicio se eliminan siete vehículos privados más antiguos y contaminantes, lo que supone un avance significativo en la lucha contra las emisiones nocivas. Parra, de Polestar, ha destacado que este acuerdo permite a la empresa darse a conocer entre los usuarios a través de Cabify, considerado como "el escaparate" para mostrar las cualidades de los vehículos eléctricos.

El Polestar 2 Long Range Single Motor Plus es un vehículo 100% eléctrico, cero emisiones, con una autonomía de hasta 655 kilómetros en circulación mixta y un tiempo de recarga de 28 minutos. En Barcelona, la empresa utilizará la red de carga existente y la red pública, asegurando el uso exclusivo de energía de origen renovable.

Por otro lado, Dorado ha expresado su preocupación por la falta de infraestructura de recarga en España, que califica como inadecuada para un país que apuesta por la electrificación. Según él, los cargadores rápidos solo representan el 22% del total, lo que desincentiva la compra de vehículos eléctricos en el país.