24h España.

24h España.

Cerca del 19% de los dispositivos IoT en España se utilizan para mejorar la eficiencia energética.

Cerca del 19% de los dispositivos IoT en España se utilizan para mejorar la eficiencia energética.

En España, alrededor del 19 por ciento de los dispositivos conectados al Internet de las cosas (IoT) se utilizan en el sector de la eficiencia energética, lo que demuestra el creciente interés por esta tecnología en la búsqueda de soluciones sostenibles y eficientes.

Este dato se desprende del estudio 'Energy of Things en España', realizado por UnaBiz, que ha analizado un total de 5.444.908 dispositivos conectados.

Según UnaBiz, la gestión energética ha adquirido una relevancia fundamental debido a los desafíos y oportunidades que presenta la situación energética actual para los consumidores, empresas y la sociedad en general.

La tecnología se ha convertido en una aliada estratégica, permitiendo monitorizar, controlar y optimizar el consumo de energía en tiempo real a través de dispositivos conectados a internet que facilitan la recopilación y análisis de datos.

El IoT se ha consolidado como una herramienta clave para impulsar la transición energética y contribuir al desarrollo sostenible, como revela el estudio de UnaBiz que destaca qué regiones y sectores lideran la implantación de esta tecnología en España con enfoque en la gestión energética.

En este sentido, las Islas Baleares destacan con un 39,93% de dispositivos destinados a la eficiencia energética, seguidas por Cataluña (23%), Andalucía (18,73%) y Madrid (18,33%).

Además, según el informe, la mayoría de los dispositivos conectados se están utilizando en proyectos de monitorización del consumo de agua, permitiendo detectar fugas en tiempo real y optimizando el uso del agua en sistemas de riego para ahorrar recursos económicos y energéticos.

Asimismo, el IoT se emplea en la monitorización de cultivos para proporcionar información precisa sobre las condiciones del suelo, la humedad y la temperatura, lo que permite a los agricultores ajustar el riego y el uso de fertilizantes de manera más eficiente.

Otro uso destacado del IoT es en el control de la calidad del aire, con un 2,34% de dispositivos dedicados a esta tarea, lo que facilita la toma de decisiones para regular la calefacción y el aire acondicionado en base a la concentración de contaminantes en tiempo real.

Por último, UnaBiz señala que el 3,49% de los dispositivos IoT en España se enfocan en la monitorización de otros consumos energéticos, como luz y gas, permitiendo identificar patrones de consumo ineficientes y ajustar los horarios de funcionamiento de los electrodomésticos en consecuencia.