24h España.

24h España.

China podría perder casi 4.000 millones por los aranceles europeos a vehículos eléctricos.

China podría perder casi 4.000 millones por los aranceles europeos a vehículos eléctricos.

En un movimiento que podría costar a la economía china casi 4.000 millones de dólares, la Unión Europea está considerando la aprobación de aranceles a la importación de vehículos eléctricos provenientes de China. Según el Instituto Kiel, si se impusiera un arancel del 20%, se reduciría en un 25% la importación de unos 125.000 coches chinos a la UE, lo que beneficiaría a los fabricantes de vehículos europeos.

La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, advirtió en su discurso sobre el estado de la Unión la importancia de proteger los intereses europeos. Su Ejecutivo lanzó una investigación comercial contra China por prácticas antidumping y subsidios estatales a los fabricantes nacionales.

Aunque se esperaba que la Comisión Europea anunciara su decisión el 5 de junio, parece que la publicación de las conclusiones y la imposición de aranceles se pospondrán. China no ha anunciado represalias oficiales, pero ha indicado su disposición a imponer aranceles del 25% a los automóviles importados con motores de gran cilindrada, lo que afectaría a marcas como Mercedes-Benz y BMW.

Estos aranceles podrían resultar en un aumento de precios que dificulte la transición a los vehículos eléctricos en la Unión Europea, que tiene como objetivo finalizar las ventas de automóviles de combustión para 2035. Según el investigador Julian Hinz, los fabricantes chinos podrían satisfacer la demanda local con nuevas plantas en Europa, haciendo difícil que los fabricantes europeos llenen el vacío.

Por otro lado, Estados Unidos ha anunciado un aumento de aranceles del 25% al 100% para la importación de vehículos eléctricos de China, que entraría en vigor el 1 de agosto. También habrá incrementos en la compra de baterías, microchips y productos médicos. La administración de Joe Biden mantendrá los aranceles establecidos por Trump y aumentará los destinados a la industria automotriz y semiconductores.