24h España.

24h España.

El aumento del precio del aceite impulsa el gasto de los españoles en la cesta de la compra de abril.

El aumento del precio del aceite impulsa el gasto de los españoles en la cesta de la compra de abril.

En el mes de abril, los españoles aumentaron su gasto en la cesta de la compra en un 3%, con una subida del 0,5% en la demanda y un incremento del 2,5% en el precio promedio, según los datos más recientes de NIQ.

Los productos alimenticios fueron los más destacados, con un aumento del 4,2% en las ventas en valor, seguidos por droguería y perfumería con un 3,7%. En contraste, las ventas de bebidas disminuyeron un 2,6%, reflejando una caída del 2,9% en la demanda en esta sección. Además, hubo un crecimiento del 3,5% en volumen en droguería y perfumería y un 1,6% en alimentación.

En cuanto a los precios, se ha observado una moderación en las subidas interanuales, con un aumento del 2,6% en alimentación respecto a abril de 2023, el crecimiento más bajo desde el inicio de la inflación. Otras secciones se mantuvieron prácticamente planas, con un aumento del 0,3% en bebidas y del 0,2% en droguería y perfumería.

Destaca el aumento de las ventas en línea con un incremento del 19,6%, seguido por los supermercados grandes (5,6%), perfumerías (4,9%) y estaciones de servicio (2,3%). Por otro lado, los hipermercados experimentaron una disminución del 6,8% en sus ventas en valor.

Entre los productos más demandados se encuentran los derivados lácteos como el queso de bola, que incrementaron sus ventas en volumen en un 14,6%, así como los productos dietéticos con un aumento del 18,1%. En contraste, productos como la protección solar experimentaron una caída del 18,7% en la demanda.

El aceite fue el artículo que más aumentó de precio respecto al año anterior, con un incremento del 32,6%, seguido por las aceitunas y encurtidos (9,9%), los zumos (8,4%) y el cuidado capilar (7,6%). Por otro lado, productos lácteos como los quesos blancos pasteurizados y el queso rallado registraron descensos de precio del 7,7% y 6,7% respectivamente.

En resumen, las ventas de la marca blanca crecieron un 7,5% en valor, mientras que las ventas de fabricantes disminuyeron en un 0,5%, con un aumento del 4,3% en volumen para la marca blanca y una disminución del 3,9% para los fabricantes.