24h España.

24h España.

El Gobierno balear respalda la cancelación del contrato de Koldo tras la intervención del PSOE contra la reclamación de Armengol.

El Gobierno balear respalda la cancelación del contrato de Koldo tras la intervención del PSOE contra la reclamación de Armengol.

El director general del Servicio de Salud de Baleares (IbSalut), Javier Ureña, ha reafirmado la postura del Gobierno balear al negar cualquier contacto con la empresa de la trama y resaltar que han presentado "tres reclamaciones en diez meses".

En su comparecencia ante la comisión del Congreso que investiga los contratos de emergencia para la compra de material sanitario en pandemia, Ureña defendió la anulación del contrato de 3,7 millones con Soluciones de Gestión, la empresa de la 'trama Koldo', por el millón y medio de mascarillas adquiridas en 2020.

El director general explicó que al llegar al Gobierno en 2023, descubrieron un expediente oculto que reclamaba a Soluciones de Gestión 2,6 millones de euros por la calidad inferior de las mascarillas recibidas. Argumentó que el anterior ejecutivo socialista no les informó de este problema ni del certificado de conformidad del contrato en 2020.

Ureña afirmó que la decisión de desistir de la primera reclamación parcial no implicaba dejar caducar el expediente, sino iniciar uno nuevo por el monto total de 3,7 millones. Se constató un "vicio de nulidad" en el contrato debido a discrepancias en el objeto social de la empresa adjudicada.

El director del IbSalut afirmó que ex altos cargos del Govern de Armengol están declarando que las mascarillas adquiridas eran válidas, lo que contradice la reclamación inicial. Esto, según Ureña, descarta la viabilidad de la reclamación presentada.

Por otro lado, Ureña respondió a las acusaciones de presión y contactos con la empresa de la trama, asegurando que no hubo ningún contacto con miembros del Gobierno actual. Insistió en que han seguido procedimientos legales y han presentado las reclamaciones correspondientes en la Audiencia Nacional.

Para resolver la situación, Ureña detalló que se está trabajando en un informe jurídico para declarar la nulidad del contrato, siguiendo los pasos legales correspondientes. Asimismo, planteó la necesidad de una ley específica para contratos en el sector sanitario, que tomen en cuenta las particularidades y urgencias del mismo.