24h España.

24h España.

El Papa asegura que el Jubileo de 2025 dará un impulso positivo a Roma.

El Papa asegura que el Jubileo de 2025 dará un impulso positivo a Roma.


ROMA, 10 Jun.

El Papa ha llevado a cabo una visita al Palacio del Campidoglio de Roma, donde se encuentra la sede del ayuntamiento, y desde allí ha destacado la importancia del Jubileo de 2025 para la imagen de la ciudad. En un discurso improvisado, resaltó la colaboración entre Italia y la Santa Sede en la preparación de este evento, enfatizando que no se trata solo de cuestiones monetarias.

Durante su intervención, el Papa mencionó que el Año Santo no solo beneficiará la apariencia de la ciudad, sino que también mejorará los servicios públicos, incluyendo las zonas periféricas. Desde una de las terrazas con vistas a los Foros Romanos, acompañado por el alcalde de Roma, resaltó la importancia de acercar el centro de la ciudad a las afueras.

La visita oficial al ayuntamiento romano forma parte de los preparativos para el Jubileo de 2025. El Papa llegó en coche temprano en la mañana y luego utilizó una silla de ruedas para explorar el sitio arqueológico a los pies del Palatino. Posteriormente, se levantó para observar la ciudad desde uno de los balcones del palacio, conocido como ‘Tabularium’.

Durante su recorrido, el Pontífice resaltó la importancia de la afluencia de peregrinos, turistas y emigrantes a la ciudad, destacando su especificidad y atracción única. A pesar de las posibles dificultades logísticas, destacó que Roma tiene una responsabilidad hacia Italia, la Iglesia y la humanidad en general.

Francisco expresó su preferencia por visitar lugares en las afueras de la ciudad, señalando la importancia de acercarse a las parroquias periféricas para demostrar cercanía. En relación al Jubileo de 2025, manifestó su deseo de que todos los que se encuentren en dificultades sean acogidos durante este evento religioso, que se espera atraiga a más de 30 millones de peregrinos a Roma.

Respecto a la preparación del Jubileo, el Papa destacó la colaboración amistosa entre Italia y la Santa Sede, subrayando que las relaciones humanas son prioritarias sobre cuestiones monetarias. Reconoció el esfuerzo del Ayuntamiento de Roma en los trabajos necesarios para recibir a los visitantes, incluyendo peregrinos y turistas interesados en el patrimonio artístico de la ciudad y sus vestigios históricos.