24h España.

24h España.

El Papa pide una Iglesia inclusiva y sin discriminación.

El Papa pide una Iglesia inclusiva y sin discriminación.

El Papa ha hecho un llamado durante el ángelus de este domingo a una Iglesia que sea inclusiva y acogedora, que no catalogue a nadie como "impuro" y que brinde su apoyo sin prejuicios.

En palabras del Papa tras la celebración de la fiesta de San Pedro y San Pablo el pasado sábado, "Necesitamos una Iglesia y una sociedad que no excluyan a nadie, que no traten a nadie como 'impuro', para que cada individuo, con su propia historia, sea recibido y amado sin etiquetas ni juicios. Sin adjetivos".

Durante su discurso, el Pontífice resaltó la figura de los Santos protomártires romanos y describió la época actual como "un tiempo de martirio en diversas partes del mundo en las que se enfrentan persecuciones y discriminación por la fe".

Asimismo, el Papa pidió al Sagrado Corazón que pueda conmover los corazones de aquellos que promueven la guerra, para que se transformen en impulsos de diálogo y paz, tal como sucede en lugares como Ucrania, Palestina, Israel, Myanmar y otros escenarios de conflicto armado.

Al analizar el evangelio del día, que narra la curación de la hija de Jairo, el jefe de la sinagoga, y de una mujer afligida por hemorragias, Francisco destacó el "contacto físico" con Jesús como un elemento clave en ambos milagros, ya que "la mujer toca la túnica de Jesús y Jesús toma la mano de la pequeña".

En este sentido, el Pontífice desafió la concepción religiosa errónea que separa a los puros de los impuros, y señaló que Dios no hace esta distinción, ya que todos somos sus hijos y la impureza no proviene de alimentos, enfermedades o incluso la muerte, sino de un corazón impuro.

El Papa recordó que frente a las aflicciones del cuerpo y del espíritu, las heridas del alma, las situaciones desalentadoras e incluso el pecado, Dios no se aleja, no se avergüenza de la humanidad, no la juzga. "Al contrario, Él se acerca para dejarse tocar y tocarnos, siempre nos levanta de la muerte, nos toma de la mano y nos impulsa a seguir adelante", agregó.

Por último, Francisco instó a los fieles a reflexionar sobre si se dedican a etiquetar a las personas, en lugar de seguir el ejemplo de Jesús de amar y acoger a todos sin prejuicios.