24h España.

24h España.

El precio del alquiler en la costa aumenta un 10% y alcanza los 1.160 euros por semana, informa Tecnitasa

El precio del alquiler en la costa aumenta un 10% y alcanza los 1.160 euros por semana, informa Tecnitasa

Una nueva actualización de los datos sobre el precio de alquiler de apartamentos en primera línea de playa en España ha revelado que en 2024 será un 9,95% más caro que el año anterior, con una media de 1.160 euros semanales, según el grupo Tecnitasa.

Este aumento representa un gasto medio de 105 euros más que en 2023, casi duplicando el incremento registrado el año anterior, que fue inferior al 4%, por debajo de la inflación.

Comparado con el verano de 2020, el incremento es superior al 40%, cuando de media se pagaban 826 euros por semana, en plena pandemia.

Los destinos más costosos se encuentran en las Islas Baleares, como Santanyi, Ibiza y Pollensa, donde los alquileres superan los 3.000 euros por semana, así como en Puerto Banús, Marbella.

Por otro lado, destinos más asequibles incluyen playas en el norte, este y sur de España, así como la Comunidad Valenciana, con alquileres por debajo de los 500 euros en ciertas localidades por apartamentos de 70 metros cuadrados.

El director técnico de Tecnitasa, Fernando García Marcos, señaló que el incremento en los últimos tres años ha sido del 25%, con ralentización en el mercado inmobiliario comercial pero continuos incrementos en el mercado de alquiler vacacional.

LA PRIMERA LÍNEA, MÁS CARA

En Cantabria, los precios han subido más del 12%, con alquileres de casi 1.900 euros a la semana en Comillas, 1.700 euros en la Playa de la Concha en Suances, y alrededor de 1.400 euros en Laredo y Santoña.

Las Islas Canarias también han experimentado un aumento considerable en los precios de alquiler. En comunidades como Galicia, Andalucía e Islas Baleares, la diferencia de precios entre lo exclusivo y lo más económico es significativa, con importes superiores a los dos mil euros semanales.

En resumen, el mercado de alquiler vacacional en España continúa mostrando un aumento de precios que dificulta el acceso a la vivienda turística para muchos, con destinos caros como las Islas Baleares y opciones más asequibles en regiones como la Comunidad Valenciana y el norte de España. Los datos revelan una tendencia al alza que sigue impactando en el bolsillo de quienes buscan disfrutar de las costas españolas.