24h España.

24h España.

El Real Madrid avanzó a la final sin pasar por Barcelona.

El Real Madrid avanzó a la final sin pasar por Barcelona.

El Real Madrid consigue llegar a la final de la Liga Endesa sin tener que pagar peaje en Barcelona

Los blancos logran desactivar al Barça y cerrar las semifinales de forma rápida

BARCELONA, 2 Jun. - El Real Madrid se clasifica para la final de la Liga Endesa al vencer el domingo al Barça (92-95) en el Palau Blaugrana, en el tercer partido de una serie de semifinales del Playoff que resultó más reñido que los dos anteriores disputados en la capital española, pero con el mismo desenlace, un Real Madrid que avanza hacia el título sin tener que detenerse en Barcelona.

El Barça intentaba prolongar la estancia del Real Madrid en la capital catalana, pero los blancos estaban ansiosos por alcanzar la final. ¿La recompensa? Descansar tras la Final 4 de la Euroliga y esperar para ver si su rival en la final sería Unicaja o UCAM Murcia. Y lo consiguieron gracias a una destacada actuación de Facundo Campazzo, quien llevó a su equipo en hombros.

Con un marcador de 90-92 y faltando 22 segundos para el final, 'Facu' se abrió paso entre tres rivales, esquivándolos como si fuera un ratón entre varios gatos incapaces de detenerlo. Y anotó, poniendo fin a un partido que se resistía a terminar, con un último minuto interminable, pero con los blancos a su favor con un resultado de 92-95 que se repitió del WiZink Center; un marcador alto y el Real Madrid en modo imparable.

Los blaugranas, que llegaron vivos al descanso (45-49) a pesar de estar abajo por 13 puntos en la primera mitad, lograron darle la vuelta al partido en el tercer cuarto, que también fue suyo (31-23) con un cambio de actitud mental. Si hasta ese momento el Real Madrid dominaba, el Barça logró mejorar desde el triple y dejando atrás las decisiones arbitrales, llegando al último cuarto con un marcador de 76-72, con un triple final de un Ricky Rubio que hasta entonces no había lanzado.

Rubio quiso seguir brillando en un Barça que se encontró en bonus en tan solo 2 minutos; una carga adicional para enfrentar a un Real Madrid sin faltas. El juego se equilibró, pero el Barça falló en momentos clave en cuanto a acierto. De hecho, hubo 2 minutos sin anotaciones para ambos equipos al final del encuentro, y cuando las muñecas debían estar más calientes, el Barça se quedó frío.

Laprovittola intentó dar esperanzas a su equipo y a la afición con un triple que acercó el marcador a 90-87. Aunque quedaban 2:30 minutos por jugar, Campazzo se encargó de sellar la victoria para su equipo con canastas que elevaron la diferencia a 90-92 y 90-94. Fueron sus puntos los que aseguraron la victoria. El Barça intentó una remontada épica en los minutos finales, pero 'Lapro' y Jabari Parker fallaron, siendo Parker el mejor blaugrana con 27 puntos, y las esperanzas se desvanecieron. Los tiros libres finales fueron a favor del Real Madrid, que pasó con autoridad a la final, demostrando su veteranía.

Se podría resumir el partido así; 'el Barça duró 3:23 minutos'. El tiempo desde el salto inicial hasta que los árbitros señalaron una falta antideportiva a favor del Real Madrid. Ahí, el Palau estalló, ya que segundos antes se reclamó una falta antideportiva de los blancos que no fue pitada. Los jugadores se enfocaron en protestar y se olvidaron de jugar. En cambio, en el Real Madrid, su enfoque fue diferente. A partir de esa falta antideportiva, pasaron de estar abajo 7-2 a liderar 7-14 (un parcial de 0-12) y los dirigidos por Chus Mateo fueron a más.

Tanto es así que llegaron a tener una ventaja de 11 puntos (17-28) en el primer cuarto, con un gran acierto desde la línea de tres puntos y dos triples de Yabusele incluidos. De esos tiros que se toman con calma pero con seguridad, sin que su defensor lo inquietara. Eso demostraba que en el Real Madrid miraban a canasta con confianza, mientras que en el Barça, miraban más a los jugadores rivales que a los propios.

A pesar de ello, el primer cuarto terminó 20-28 y la sensación en el Palau era que los locales habían salido ilesos, ya que Darío Brizuela anotó tres tiros libres tras una falta forzada en un intento de triple sobre la bocina. Y justo antes, el Real Madrid falló dos ataques que le habrían permitido llegar a los 30 puntos en el primer periodo. En resumen, una clara superioridad blanca con el Barça a remolque.

Esa sensación se mantuvo en el segundo cuarto. El Real Madrid tenía controlado todo (o eso parecía) y el Barça buscaba alternativas para meterse en el partido. Una especie de chispa que los acercara a la eficacia, las ganas y la actitud del comienzo con 7-2. Desde la defensa y gracias a los triples, con Jabari Parker y Willy Hernangómez como protagonistas, el Barça logró remontar hasta llegar al descanso con un 45-49.

Aunque los azulgranas perdieron en el camino al pívot checo Jan Vesely, quien cometió una falta antideportiva en el primer cuarto y una técnica al comienzo del segundo, lo que lo llevó a salir del juego. Este ambiente hostil y de protesta no varió en el Barça, con una técnica para el banquillo, incluida Roger Grimau. Sin embargo, en el campo, los blaugranas lograron mantenerse vivos al descanso, aunque por debajo en el marcador.

El esfuerzo y el ánimo del Palau Blaugrana permitieron al Barça remontar, tomar la delantera en el marcador y tener posibilidades de al menos alargar la serie. Pero, al igual que en otras competiciones, este no fue el año del Barça, cuya directiva deberá considerar el futuro de Roger Grimau y de la plantilla, después de ser superados con claridad por un Real Madrid que regresa a casa con el billete para la final de la Liga Endesa y un parcial de 16-23 en el último cuarto que resultó crucial.

--RESULTADO: BARÇA, 92 - REAL MADRID, 95 (45-49, al descanso).

--PARCIALES: 20-28, 25-21, 31-23 y 16-23.

--ÁRBITROS: Conde, Torres y Olivares. Eliminaron a Vesely (con una antideportiva y una técnica) en el Barça.

--PABELLÓN: Palau Blaugrana, 7.066 espectadores.