24h España.

24h España.

El Reino Unido afronta elecciones generales con expectativas de cambio.

El Reino Unido afronta elecciones generales con expectativas de cambio.

Un cambio de ciclo parece inminente en el panorama político británico después de 14 años de gobiernos conservadores, según indican todas las encuestas. La previsible victoria laborista liderada por Keir Starmer se perfila como la opción más probable, después de un mandato marcado por la inestabilidad política y las polémicas en torno al Brexit y la gestión de la pandemia.

En los últimos cuatro años y medio, tres primeros ministros han ocupado Downing Street, reflejando una época convulsa que ha debilitado la popularidad del Partido Conservador. La llegada de Starmer a la cabeza de los laboristas ha supuesto un cambio en la dinámica política, ganando terreno frente a un gobierno fragmentado y debilitado.

El actual primer ministro, Rishi Sunak, ha enfrentado críticas por su gestión, incluyendo su postura sobre políticas migratorias, lo que ha cuestionado su capacidad de liderazgo. Mientras tanto, Starmer ha logrado consolidar su liderazgo y aumentar la intención de voto para el Partido Laborista, situándose como el favorito para asumir el cargo de primer ministro.

El sistema electoral británico, centrado en 650 circunscripciones, plantea un escenario donde los votos de los candidatos derrotados no suman para su partido, lo que ha beneficiado tradicionalmente a los dos grandes partidos y dificultado la representación de formaciones minoritarias.

La figura de Nigel Farage y su partido Reforma representan una incógnita en este panorama electoral, con un ascenso inesperado que podría tener un impacto significativo en el reparto de escaños. Mientras tanto, el SNP en Escocia ha prometido impulsar sus reivindicaciones independentistas si consigue el apoyo necesario.

Con la campaña electoral en marcha, tanto Sunak como Starmer buscan destacar sus propuestas y diferenciarse en temas clave como la economía, la sanidad pública y el medio ambiente. Sin embargo, las encuestas sugieren que la victoria laborista es cada vez más probable, marcando un cambio histórico en el panorama político de Reino Unido.

Los colegios electorales abrirán el jueves para que los ciudadanos mayores de 18 años ejerzan su derecho al voto. El futuro del país está en juego, con Starmer perfilándose como el favorito para asumir el cargo de primer ministro y liderar un nuevo capítulo en la historia política británica.