24h España.

24h España.

El Vaticano desmiente supuestos milagros en Italia.

El Vaticano desmiente supuestos milagros en Italia.

En una decisión que ha causado revuelo en el mundo católico, el Dicasterio para la Doctrina de la Fe del Vaticano ha desestimado dos presuntos fenómenos sobrenaturales que han estado en boca de todos en los últimos meses. Se trata de las lágrimas de sangre de una estatua en Trevignano y la multiplicación de pizzas y ñoquis anunciada por Maria Giuseppe Scapulla, una italiana que ha captado la atención de muchos creyentes.

En el caso de la estatua de la Virgen María en Trevignano Romano, el Vaticano ha declarado oficialmente que se trata de un fenómeno falso. Situada cerca del lago de Bracciano, esta estatua supuestamente derramaba lágrimas de sangre, pero tras un análisis exhaustivo se ha determinado que no hay base sobrenatural en este fenómeno.

El cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, al frente del dicasterio, ha explicado que se ha aplicado un nuevo protocolo de discernimiento de fenómenos sobrenaturales para llegar a esta conclusión, respaldando así las decisiones del obispo Marco Salvi de prohibir cualquier celebración o peregrinación en torno a este supuesto milagro.

Por otro lado, la historia de Maria Giuseppe Scapulla, también conocida como Gisella Cardia, ha sido catalogada como falsa por el Vaticano. Según Scapulla, ella había sido testigo de la multiplicación de comida en sus cenas, emulando el milagro de Jesús con los panes y los peces. Sin embargo, tras un análisis más detenido, se ha descubierto que las manchas de sangre en una estatuilla de la Virgen que poseía en realidad provienen de un cerdo, desmintiendo así su supuesta conexión divina.

Este caso había sido objeto de debate en la Pontificia Academia Mariana Internacional, un organismo vinculado al Vaticano que se dedica al estudio de las apariciones marianas. A pesar de las afirmaciones de Scapulla, la academia ha rechazado estas supuestas apariciones y seguirá investigando este y otros casos en los años venideros.