24h España.

24h España.

Empresas españolas Kdpof y Semidynamics reciben 65,4 millones en ayudas del Perte Chip.

Empresas españolas Kdpof y Semidynamics reciben 65,4 millones en ayudas del Perte Chip.

El Ministerio de Industria y Turismo ha otorgado ayudas por un total de 65,4 millones de euros al Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica de Microelectrónica y Semiconductores (Perte Chip) a empresas españolas como Kdpof (26,82 millones de euros) y Semidynamics (38,58 millones de euros).

Esto se desprende de la resolución provisional de la convocatoria anticipada de 2024 para participantes directos en el Proyecto Importante de Interés Común Europeo de Microelectrónica y Tecnologías de la Comunicación (IPCEI ME/CT) aprobado por la Comisión Europea el 8 de junio pasado.

Según ha explicado el Ministerio de Industria, con estas ayudas se espera canalizar una inversión total de 124 millones de euros, lo que apoyará proyectos de investigación y desarrollo en microelectrónica en toda la cadena de valor.

El IPCEI ME/TC cuenta con la participación de 14 países, que aportarán hasta 8.100 millones de euros de financiación pública para el desarrollo de 68 proyectos individuales que llevarán a cabo 56 empresas.

Las empresas Semidynamics y Kdpof han obtenido la autorización de la Comisión Europea para recibir financiación dentro del marco regulatorio de ayudas de Estado, en el marco del impulso a la microelectrónica en el Perte Chip.

Semidynamics, con sede en Barcelona, se enfoca en el diseño de microprocesadores RISC-V para inteligencia artificial y fabricará un "System-on-a-Chip (SOC)" de silicio para IA.

Por su parte, Kdpof, con sede en Tres Cantos (Madrid), se centrará en el desarrollo de transceptores ópticos destinados específicamente a las comunicaciones en el sector del automóvil, así como en la puesta en marcha de una instalación de ensamblaje y prueba de circuitos integrados.

Kdpof planea invertir 50 millones de euros en la Comunidad de Madrid para la creación de la primera fábrica de ensamblaje de microchips de vehículos en el país, lo que se traducirá en la generación de 60 nuevos puestos de trabajo.

De esa inversión, el 65% provendrá de fondos europeos, cerca de 33 millones de euros, mientras que el resto será aportado por accionistas de la compañía tecnológica.