Encuentran culpable al acusado de homicidio de su exnovia y ocultación de cadáver de otra pareja en Torremolinos

Encuentran culpable al acusado de homicidio de su exnovia y ocultación de cadáver de otra pareja en Torremolinos

MÁLAGA, 30 Ene.

Un hombre investigado por los asesinatos de dos exparejas en Torremolinos (Málaga), ha admitido su responsabilidad en el asesinato de la primera mujer, aunque argumenta que ocurrió durante un forcejeo. Sin embargo, niega ser el responsable de la muerte de la segunda víctima, aunque admite haber ocultado el cuerpo que fue encontrado emparedado en la vivienda que compartían. Estas afirmaciones las realizó en una carta dirigida al juzgado encargado de ambos casos, Instrucción número 3 de Torremolinos.

Este individuo fue detenido por su presunta relación con el asesinato de Paula, ocurrido el 17 de mayo pasado en Torremolinos. Posteriormente, a raíz de una manifestación interna en la Policía Nacional, se le vinculó con el crimen de su pareja anterior, Sibora, quien llevaba desaparecida desde hace nueve años.

En la misiva enviada al juzgado, el acusado expresa su disposición a colaborar con la justicia y reconoce parte de la culpabilidad en el caso de Paula, mostrando un profundo arrepentimiento. Insiste en que no es responsable de la muerte de Sibora, sino que solo ocultó el cuerpo, según fuentes consultadas por Europa Press.

El acusado compareció este martes ante el juzgado y mantuvo en general lo que había escrito en su carta. En esta carta, relata detalles sobre su relación con Paula y asegura que había peleas frecuentes, aunque niega haberla maltratado. Además, describe los eventos del día de los hechos, afirmando que ella lo atacó con un cuchillo por celos y que hubo un forcejeo en el que él la sujetó del cuello, aunque no recuerda los detalles exactos.

El acusado afirma que ella continuamente intentaba apuñalarlo y que él se defendió con contundencia, admitiendo que tiene cierta responsabilidad por lo sucedido. Asegura recordar haber visto una gran mancha de sangre en el suelo y que Paula dejó de respirar, lo cual le generó pánico y lo llevó a abandonar el lugar, según las fuentes consultadas.

Añade que en ese momento estaba drogado y enfatiza que nunca hubiera hecho daño intencionalmente a su pareja, aunque reconoce no ser inocente. Solicita perdón tanto a la familia de la víctima como a Dios, a quien afirma haberse acercado desde su ingreso a prisión.

La declaración ante el juzgado también mencionó a un médico forense al que el acusado había afirmado previamente que durante los hechos hubo una discusión con Paula, seguida de un forcejeo en el que él utilizó un cuchillo de cocina que había tomado de un compañero de trabajo.

En relación a Sibora, el acusado afirma en la misiva que él no es responsable de su muerte, aunque reconoce haber ocultado el cadáver y muestra arrepentimiento por esta acción, considerándola "asquerosa".

En su declaración ante el juzgado, el acusado mencionó la supuesta implicación de un grupo de personas en los hechos, quienes habrían dejado dinero a la víctima y la habrían amenazado. Sin embargo, no proporcionó nombres ni detalles concretos sobre esta versión.

El cuerpo de Sibora fue encontrado en un cajón oculto entre dos paredes de la casa, cubierto de cal, después de cuatro registros en la vivienda realizados tras la detención del entonces novio de la víctima, quien es sospechoso del asesinato de Paula, su última pareja.

En las primeras observaciones del cuerpo encontrado, se pudo distinguir una bolsa de plástico sobre la pila de cal, que contenía un cuchillo con restos de sangre seca. Por esto, las investigaciones sugieren que Sibora también fue apuñalada al igual que Paula.

Tags

Categoría

Sociedad