24h España.

24h España.

ERC cuestiona el consorcio fiscal del Gobierno pero está dispuesto a seguir dialogando.

ERC cuestiona el consorcio fiscal del Gobierno pero está dispuesto a seguir dialogando.

El presidente de ERC en el Parlament, Josep Maria Jové, ha expresado su preocupación por los pactos entre el PSC y Junts en medio de las negociaciones para la investidura en Catalunya.

BARCELONA, 5 Jul.

Josep Maria Jové, presidente de ERC en el Parlament, ha advertido al Gobierno sobre la propuesta de crear un consorcio tributario entre el Estado y la Generalitat que recaudaría el 100% de los impuestos en Catalunya, una idea que genera inquietud en el partido aunque todavía ven margen para continuar las negociaciones sobre financiación.

Estas declaraciones se realizaron durante un debate en la XX Universidad Progressista d'Estiu de Catalunya (UPEC), donde participaron también Esther Niubò del PSC en el Parlament, Candela López de Catalunya en Comú y Laure Vega de la CUP en el Parlament.

Respecto a la propuesta del consorcio fiscal, Jové cuestionó su necesidad ya que Catalunya cuenta con la Agencia Tributaria de Catalunya y sugirió fortalecerla con más recursos y competencias en lugar de crear una nueva entidad.

Jové defendió la idea de que Catalunya tenga 'soberanía fiscal' y recordó que esta propuesta ya estaba contemplada en el Estatut de 2005, aprobado con un amplio consenso en el Parlament.

Por otro lado, Niubò afirmó que su objetivo es reforzar el desarrollo del Estatut y el autogobierno catalán, sin buscar ir más allá en esta cuestión.

En cuanto a las negociaciones para la investidura, Jové y Niubò se reprocharon mutuamente por sus pactos con Junts a lo largo de la legislatura, dejando claro que ERC no apoyará a aquellos que cambien de postura respecto a lo impulsado en los últimos años.

Ante el riesgo de una repetición electoral, Jové señaló que no quieren llegar a ese punto y que no aceptarán ultimátums, mientras que Niubò advirtió que la derecha y la extrema derecha serían las beneficiadas de una nueva votación.

En resumen, las negociaciones para formar un gobierno progresista en Catalunya continúan en un marco de tensiones y discrepancias entre las diferentes fuerzas políticas.