24h España.

24h España.

"Grandes empresas piden simplificar regulaciones en Europa"

En la jornada de hoy, los máximos dirigentes de las grandes empresas europeas han destacado la importancia de simplificar las regulaciones en Europa para impulsar la competitividad, al mismo tiempo que expresan su preocupación por el deterioro de las relaciones con China.

Según los resultados de la encuesta más reciente realizada por la Mesa Redonda Europea para la Industria (ERT), el principal grupo de presión empresarial en Europa, la confianza entre los altos directivos de las grandes compañías europeas ha alcanzado niveles máximos, aunque son más optimistas acerca de las perspectivas comerciales fuera de Europa que dentro del continente.

En este importante encuentro empresarial se encontraban personalidades como Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola; Óscar García Maceiras, CEO de Inditex; José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica; y Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, entre otros.

La decimocuarta edición de esta encuesta semestral ha evaluado la opinión de los líderes empresariales sobre diversos temas, como las perspectivas económicas, las estrategias para aumentar la competitividad en Europa y las relaciones entre Europa y China.

En general, la confianza empresarial, en una escala del 0 al 100, ha pasado de un 42 pesimista hace seis meses a un 58 cautelosamente optimista en la primera mitad del año 2024. Este aumento de la confianza se debe fundamentalmente a la mejora de las condiciones económicas a corto plazo.

Ilham Kadri, CEO de Syensqo y presidente del Comité de Competitividad e Innovación de ERT, destacó que las expectativas se han ajustado a la nueva realidad europea, lo que ha generado un aumento en la confianza. Sin embargo, señaló que las expectativas son menos brillantes dentro de Europa en comparación con fuera del continente.

Por otra parte, la relación entre China y Europa ha sido uno de los temas centrales en esta encuesta, con la mayoría de los líderes empresariales europeos previendo un empeoramiento en los próximos tres años. En contraste, los CEOs de multinacionales occidentales con presencia en China son un poco más optimistas respecto a esta relación.

Además, se ha identificado que el exceso de capacidad industrial en China ha sido una preocupación para los directivos, ya que consideran que genera una competencia desleal. Las tensiones se ven agravadas por otros factores, como la dependencia de China en los mercados de exportación y la dominancia del país en materias primas críticas.

En este sentido, la comunidad empresarial europea está presionando a los líderes políticos para que aborden la pérdida de competitividad de Europa y reconozcan la amenaza que representa para la prosperidad y relevancia global del continente. Exigen cambios rápidos y efectivos en la política, centrándose en mejorar y simplificar el entorno regulatorio como la medida más eficaz.

Asimismo, promover la innovación y el liderazgo tecnológico, avanzar en la integración del mercado único, acelerar el progreso hacia objetivos climáticos y establecer condiciones para la transformación digital también son considerados aspectos clave para mejorar la competitividad de Europa, según los directivos encuestados.