24h España.

24h España.

Hutíes derriban cinco drones en el mar Rojo, según EEUU

Hutíes derriban cinco drones en el mar Rojo, según EEUU

Un buque griego fue alcanzado por tres misiles, confirmado por el CENTCOM sin causar daños graves

MADRID, 29 May.

El Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM) ha revelado este miércoles que cinco drones han sido derribados a lo largo del día por los rebeldes hutíes desde Yemen hacia el mar Rojo, en un acto que han estado llevando a cabo en apoyo a la causa palestina a raíz de la ofensiva israelí contra la Franja de Gaza.

Además, el CENTCOM ha verificado que el buque M/V Laax, con bandera de Islas Marshall y de propiedad griega, fue impactado por tres misiles disparados por los hutíes, como fue reportado en la red social X.

"Entre las 12:05 y las 13:40 (hora de Saná) del 28 de mayo, los hutíes apoyados por Irán lanzaron cinco misiles balísticos antibuque desde zonas de Yemen hacia el Mar Rojo. El M/V Laax, un granelero griego con bandera de Islas Marshall, fue alcanzado por tres de los misiles, pero continuó su viaje. No se registraron heridos entre los buques estadounidenses, de la coalición o mercantes", expresó el Ejército de Estados Unidos.

Horas antes, la compañía británica de seguridad Ambrey confirmó que el barco sufrió "daños" y que había una vía de agua tras el ataque, que ocurrió a unas 54 millas náuticas (unos cien kilómetros) de Hodeida (Yemen).

Poco después, Operaciones de Comercio Marítimo de Reino Unido (UKMTO), dependiente de la Marina Real de Reino Unido, señaló en un comunicado en su cuenta en la red social X que el capitán del buque confirmó el impacto de misiles contra la embarcación, que experimentó "daños".

Los rebeldes han llevado a cabo ataques contra Israel y buques vinculados al país, en respuesta a la ofensiva contra la Franja de Gaza que ha sido condenada tras los ataques perpetrados por Hamás el 7 de octubre, dejando más de 1.200 muertos. El grupo ha declarado que continuarán los ataques hasta el final de la ofensiva israelí, que hasta ahora ha provocado alrededor de 36.100 muertos.

Además, han atacado buques y otros activos estratégicos estadounidenses y británicos en respuesta a los bombardeos de estos países contra Yemen, justificados por Washington y Londres en su interés por garantizar la seguridad de la navegación en el mar Rojo, el golfo de Adén y el océano Índico.