24h España.

24h España.

Iberdrola inaugura el primer parque eólico marino en Baltic Eagle.

Iberdrola inaugura el primer parque eólico marino en Baltic Eagle.

La empresa Iberdrola ha dado un paso crucial hacia la transición energética al instalar el primer aerogenerador del parque eólico marino Baltic Eagle en aguas alemanas del Mar Báltico. Este parque, que contará con un total de cincuenta aerogeneradores y una capacidad de 476 megavatios (MW), se espera que entre en funcionamiento a finales de 2024.

Cuando esté operativo, el parque proporcionará energía renovable a 475.000 hogares y evitará la emisión de 800.000 toneladas de dióxido de carbono anualmente. Esto representa un avance significativo en la transición energética de Alemania y en su camino hacia la independencia de los combustibles fósiles.

Cada uno de los aerogeneradores "Vestas V174-9,5 MW" incorpora una potencia de 9,5 MW y una envergadura impresionante, con un diámetro de pala de 174 metros. Estas turbinas, ubicadas a 107 metros sobre el nivel del mar, son verdaderas proezas de ingeniería que contribuirán al suministro de energía limpia y sostenible.

La fabricación de las piezas de transición del parque en Ávilés ha generado alrededor de 800 puestos de trabajo y ha involucrado a casi 30 proveedores del norte de España. Este enfoque en la creación de empleo local y en la participación de la industria española subraya el compromiso de Iberdrola con el desarrollo sostenible y la economía verde.

El desafío logístico de transportar e instalar las turbinas restantes se llevará a cabo en los próximos meses con la ayuda del buque especializado Blue Tern, propiedad de Fred. Olsen Windcarrier. Esta colaboración entre empresas demuestra la importancia de la cooperación internacional en la promoción de la energía renovable en el Mar Báltico.

La asociación estratégica entre Masdar e Iberdrola para coinvertir en Baltic Eagle es un ejemplo de la visión a largo plazo de ambas compañías en el desarrollo de proyectos de energías renovables. Este acuerdo, anunciado durante la COP28, supone una inversión significativa de 15.000 millones de euros para explorar el potencial de la eólica marina e el hidrógeno verde en mercados clave como Alemania, el Reino Unido y Estados Unidos.