24h España.

24h España.

Israel ataca campamento de desplazados en Gaza dejando más de 20 muertos, según autoridades palestinas.

Israel ataca campamento de desplazados en Gaza dejando más de 20 muertos, según autoridades palestinas.

Una terrible tragedia ha golpeado un campamento de tiendas de campaña en Al Mauasi, una "zona segura" cerca de Rafá

MADRID, 28 May.

Las autoridades de la Franja de Gaza, controladas por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), han denunciado este martes la muerte de más de 20 personas en un nuevo ataque de Israel contra un campamento de desplazados al oeste de la ciudad de Rafá, en la frontera con Egipto.

Según las informaciones recogidas por el diario palestino 'Filastin', vinculado al grupo islamista, el ataque ha sido lanzado contra un campamento de tiendas de campaña en Al Mauasi, declarada como "zona segura" por las autoridades de Israel, y se ha saldado con 21 muertos.

Tras ello, la oficina de prensa de las autoridades de Gaza han elevado este martes a más de 70 los fallecidos en bombardeos llevados a cabo durante las últimas 48 horas contra "campamentos de desplazados en zonas decretadas como seguras" situados al oeste de la ciudad de Rafá.

Así, ha recalcado que "el Ejército de ocupación israelí ha cometido tres crímenes contra la humanidad al matar a 72 desplazados durante las últimas 48 horas al bombardear tiendas de campaña de desplazados" y ha agregado que Israel "tiene la intención deliberada de seguir cometiendo más masacres contra civiles y desplazados que han huido del horror de los asesinatos".

"Esto confirma la insistencia de la ocupación a la hora de continuar cometiendo un genocidio con premeditación y alevosía, en un claro mensaje de desafío a los tribunales internacionales y en un mensaje a todos los países", han señalado, antes de reclamar a "los países del mundo libre" que "condenen estas brutales masacres".

En esta línea, han solicitado al Tribunal Penal Internacional (TPI) que abra procedimientos contra los "criminales de guerra" de Israel y Estados Unidos, antes de insistir en la necesidad de que la comunidad internacional "presione a la ocupación para detener la guerra genocida" y de reabrir el paso fronterizo de Rafá para la entrega de ayuda humanitaria.

Israel lanzó su asalto contra Rafá el 6 de mayo, poco después de rechazar una propuesta de alto el fuego presentada por Egipto y Qatar que había recibido el respaldo de Hamás, lo que supuso la suspensión de operaciones humanitarias a través del paso fronterizo. Las tensiones han ido al alza desde entonces debido al recrudecimiento de la ofensiva israelí a pesar de los llamamientos internacionales y de una orden de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para que detenga sus ataques.

La incursión en Rafá es parte de la ofensiva desencadenada por Israel contra Gaza tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por Hamás, que dejaron cerca de 1.200 muertos y unos 240 secuestrados, según las autoridades de Israel. La ofensiva israelí ha causado hasta ahora cerca de 36.100 palestinos muertos, según las autoridades gazatíes, a los que se suman más de 510 muertos a manos de las fuerzas israelíes y en ataques ejecutados por colonos en Cisjordania y Jerusalén Este.