24h España.

24h España.

La CNMC impugna normativa de autoescuelas por limitar la labor de directores y profesores.

La CNMC impugna normativa de autoescuelas por limitar la labor de directores y profesores.


En una decisión que desafía las restricciones impuestas por el gobierno, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido impugnar varios aspectos del Real Decreto 1010/2023, aprobado en diciembre, que modifica el Reglamento de las escuelas particulares de conductores y el Reglamento General de Conductores. El organismo argumenta que estas modificaciones obstaculizan gravemente el ejercicio de la profesión como director y profesor de autoescuela.


La CNMC ha manifestado su preocupación por las "importantes restricciones" a la competencia introducidas por el Real Decreto, al imponer requisitos que dificultan el acceso a la actividad y la creación de nuevos centros, reduciendo así la competencia entre ellos.


Desde principios de 2024, la CNMC ha estado haciendo advertencias al Ministerio del Interior sobre los problemas que estas regulaciones plantean, pero hasta ahora no han recibido respuesta. Incluso en 2023, el organismo ya había realizado recomendaciones al Ministerio sobre el proyecto de Real Decreto, las cuales no fueron tomadas en cuenta.


Una de las cuestiones centrales que la CNMC ha señalado es la obligación impuesta a los directores de autoescuela de obtener dos certificados de aptitud, además de una autorización para ejercer. Esta exigencia se considera desproporcionada, ya que las responsabilidades de un director se centran en la gestión empresarial y no en la enseñanza.


Además, la falta de convocatorias periódicas para los cursos de obtención del certificado puede limitar de forma injusta el acceso a la profesión. Asimismo, la normativa que obliga a los profesores a solicitar una nueva autorización cada vez que cambian de centro laboral se percibe como una barrera para la movilidad laboral.


Otro aspecto controvertido es el requisito de tres años de experiencia para los profesores civiles que hayan trabajado en el ámbito militar, sin una justificación clara para este plazo. Esta disparidad en los requisitos para los profesionales de la conducción genera desigualdad y dificulta el acceso a la profesión.