24h España.

24h España.

La empresa CMA CGM Group adquiere participación en Flexis SAS uniendo fuerzas con Volvo y Renault en una inversión de 120 millones.

La empresa CMA CGM Group adquiere participación en Flexis SAS uniendo fuerzas con Volvo y Renault en una inversión de 120 millones.

El CMA CGM Group ha decidido invertir en la 'joint venture' de furgonetas eléctricas Flexis SAS, la cual fue fundada el 22 de marzo, a través de su fondo de energía Pulse.

En Madrid, el 3 de abril, se ha anunciado que el CMA CGM Group adquirirá una participación del 10% en Flexis SAS, invirtiendo 120 millones de euros hasta 2026 a través de su fondo de energía Pulse. De esta manera, se une a Volvo Group y Renault Group en la 'joint venture' para el desarrollo de furgonetas eléctricas, según ha comunicado la entidad este miércoles.

Volvo y Renault tienen el 90% restante de la participación en Flexis SAS, con una inversión de 300 millones cada uno, como se anunció el día de la creación de la 'joint venture' el pasado 22 de marzo. Philippe Divry será el consejero delegado de la nueva empresa, mientras que Krishnan Sundararajan ocupará el cargo de director de operaciones.

Los fabricantes han afirmado que Flexis SAS fue creada para producir la próxima generación de furgonetas eléctricas, en respuesta a las nuevas expectativas y demandas de los clientes empresariales. El mercado de vehículos comerciales en Europa se espera que crezca un 40% anual de aquí a 2030.

Volvo, Renault y CMA CGM Group buscan que esta 'joint venture' combine la agilidad de una startup con la experiencia industrial de los fabricantes de automóviles.

La nueva plataforma electrónica conectada permitirá reducir hasta un 30% los costes globales de funcionamiento para los operadores logísticos, afirman las compañías, gracias a la gestión de actividades de entrega de usuarios y supervisión del rendimiento de las ventas.

La furgoneta ofrecerá una compacidad ideal para la movilidad urbana, versatilidad de uso para soluciones a medida y diferentes capacidades de batería, así como la primera arquitectura de 800 V del mercado en vehículos de esta categoría.

Los vehículos serán fabricados en la planta de Sandouville (Francia) de Renault Group, la cual se especializa en la fabricación de vehículos comerciales ligeros y contratará a 550 personas en los próximos cuatro años.