24h España.

24h España.

La Fundación Aless Lequio colabora con 60.000 euros para la investigación del SJD Pediatric Cancer Center Barcelona.

La Fundación Aless Lequio colabora con 60.000 euros para la investigación del SJD Pediatric Cancer Center Barcelona.

El Laboratorio de Investigación del SJD Pediatric Cancer Center Barcelona (PCCB) ha recibido una donación de 60.000 euros por parte de la Fundación Aless Lequio. Esta organización, dedicada a recaudar fondos para investigar sobre diferentes tipos de cáncer, ha decidido apoyar al equipo liderado por el Dr. Jaume Mora, director científico del centro oncológico del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona.

El sarcoma de Ewing es un cáncer que afecta principalmente a los huesos y tejidos blandos. Se trata de una enfermedad que, causada por una translocación genética específica, es el tumor óseo maligno más común en niños y jóvenes en España. Lamentablemente, un 32% de los pacientes no logran sobrevivir a esta enfermedad.

Recientemente, gracias a la colaboración entre el PCCB y el Instituto de Recerca Biomédica (IRB) de Barcelona, se ha logrado reproducir el sarcoma de Ewing en un modelo animal, específicamente en la mosca de la fruta. Esto marca un avance significativo en la investigación de esta enfermedad.

La Fundación Aless Lequio ha decidido respaldar este proyecto con una generosa donación de 60.000 euros. El Dr. Jaume Mora ha expresado su agradecimiento y ha destacado la importancia de este apoyo para avanzar en la búsqueda de una cura para el sarcoma de Ewing.

La presidenta de la Fundación, Ana Obregón, ha mostrado su entusiasmo por este proyecto y ha enfatizado el compromiso de la organización en encontrar una cura para esta enfermedad. Esta no es la primera vez que la Fundación participa en la financiación de investigaciones relacionadas con el sarcoma de Ewing.

Alessandro Lequio también ha querido estar presente en este acto, reconociendo el gran trabajo de los investigadores y el papel fundamental de Ana como presidenta de la Fundación. Es un esfuerzo conjunto que busca materializar el sueño de su hijo y ayudar a todos aquellos afectados por esta enfermedad.

Ana Obregón, en un gesto de humildad, ha destacado que su labor en la Fundación no es un sacrificio, sino una forma de cumplir el deseo de su hijo. Reconoce el trabajo anónimo pero valioso de los científicos dedicados a la investigación, que encuentran en la ciencia una forma de ayudar a los demás y superar sus propios miedos.

Por último, Ana revela que su sueño de la adolescencia era estudiar biología para investigar y encontrar tratamientos para el cáncer. Cada día, contribuye a acercarse un poco más a esa meta, reconociendo la importancia de la investigación no solo en el cáncer, sino en muchas otras enfermedades que afectan a la sociedad.