24h España.

24h España.

La ONCE celebra la aprobación de la Tarjeta Europea de Discapacidad y solicita su pronta implementación.

La ONCE celebra la aprobación de la Tarjeta Europea de Discapacidad y solicita su pronta implementación.

El Grupo Social ONCE ha mostrado su entusiasmo ante la aprobación definitiva de la Tarjeta Europea de Discapacidad y la Tarjeta Europea de Estacionamiento para Personas con Discapacidad por parte del Parlamento Europeo el 24 de abril. Han instado a que se implemente de manera efectiva y rápida en beneficio de los 85 millones de europeos con discapacidad.

En palabras del vicepresidente del Grupo Social ONCE, Alberto Durán, esta acción sin precedentes garantizará la igualdad de condiciones en el acceso a servicios y prestaciones en diferentes áreas como cultura, ocio, transporte y deporte. Se busca avanzar hacia una Europa sin barreras.

Se espera que estas tarjetas europeas relacionadas con la discapacidad se establezcan en todo el continente antes de 2028. Esto reforzará los derechos de las personas con discapacidad cuando viajen dentro de la Unión Europea, asegurando acceso a condiciones especiales y trato preferencial.

El Parlamento aprobó el informe de la Directiva con una amplia mayoría. Esto refleja la implicación ciudadana y el trabajo de las organizaciones de discapacidad, incluyendo la ONCE en España. También se aprobó el informe sobre la Directiva complementaria para incluir a ciudadanos extranjeros legalmente residentes en la UE.

Según Durán, esta aprobación es fruto de un proyecto de casi diez años y es una iniciativa clave en la Estrategia para los Derechos de las Personas con Discapacidad 2021-2030. Busca armonizar el reconocimiento del estatus de las personas con discapacidad en la UE para garantizar sus derechos, incluyendo la libertad de movimiento.

Una vez que se publique oficialmente en el Diario oficial de la UE, los Estados miembros tendrán 42 meses para implementar las tarjetas, incluyendo 30 meses para transponer la Directiva. Esto significa que las tarjetas podrían no estar disponibles hasta el año 2028, un plazo que la ONCE espera abreviar para avanzar en el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad en Europa.