24h España.

24h España.

La subida del IPC en abril se dispara al 3,3% debido al aumento del coste de alimentos y gas.

La subida del IPC en abril se dispara al 3,3% debido al aumento del coste de alimentos y gas.

La escalada de precios del aceite de oliva ha sido imparable en el último año, disparándose un 68% y marcando un aumento del 1,5% con respecto al mes anterior, situándose actualmente tres veces más caro que en 2021.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha experimentado un incremento del 0,7% en el mes de abril con respecto a marzo, elevando su tasa interanual al 3,3%. Este aumento se debe principalmente al encarecimiento de los precios del gas y de los alimentos, especialmente de las frutas, legumbres y hortalizas.

En concreto, el sector de la vivienda ha visto un aumento del 4% en su tasa interanual, impulsado por el incremento en los precios del gas y la electricidad. Por otro lado, los hoteles, cafés y restaurantes han experimentado un descenso del 1,6% en su tasa anual, debido a la reducción en los precios de los paquetes turísticos.

Frente a estos datos, la inflación subyacente ha bajado cuatro décimas en abril, situándose en el 2,9%. Por primera vez en casi dos años, la inflación subyacente se coloca por debajo de la tasa general de IPC.

El incremento en el precio del aceite de oliva es el más significativo en términos interanuales, con un aumento del 68,1%, lo que representa un incremento del 204,8% desde enero de 2021, triplicando su costo en los últimos tres años.

En abril, también destacan los aumentos en los precios de los zumos de frutas y vegetales, las frutas, el transporte marítimo de pasajeros y las cuotas de suscripciones a canales de televisión. Por otro lado, se han registrado descensos en los precios de otros aceites, equipos de telefonía móvil, vuelos internacionales, ordenadores personales y pizzas.

En términos mensuales, el IPC ha aumentado un 0,7% en abril, con incrementos destacados en el vestido y el calzado por la nueva temporada primavera-verano, los servicios de alojamiento y los alimentos en general. La ropa de niño y bebé y los hoteles, hostales y pensiones fueron los que más aumentaron de precio, mientras que los paquetes turísticos nacionales se abarataron.