24h España.

24h España.

La UE finaliza aprobando su primera ley contra la violencia de género con medidas mínimas de prevención y sanciones.

La UE finaliza aprobando su primera ley contra la violencia de género con medidas mínimas de prevención y sanciones.

En una decisión histórica, los ministros de Igualdad de la Unión Europea han aprobado una directiva para combatir la violencia contra las mujeres en todo el espacio comunitario. Esta directiva incluye normas y sanciones armonizadas para perseguir delitos machistas como la ablación, el matrimonio forzoso y el ciberacoso, entre otros. Sin embargo, la tipificación del sexo no consentido como forma de violación fue excluida debido a las reservas de varios gobiernos.

Este paso formal por parte de los Veintisiete era necesario después de que el Parlamento Europeo diera su visto bueno a finales de abril. Con la adopción de esta legislación, la Unión Europea establece por primera vez medidas para luchar contra la violencia machista de manera integral.

La directiva perseguirá en toda la Unión Europea formas de violencia de género como la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado, el intercambio no consensuado de imágenes íntimas, el ciberacoso, el señalamiento en las redes y la incitación al odio o la violencia contra la mujer a través de Internet. Además, contempla medidas para armonizar sanciones, circunstancias agravantes, jurisdicción y plazos de prescripción.

El nuevo marco común exige a los Estados miembro leyes más estrictas contra la violencia en línea, una mejor asistencia a las víctimas y medidas para prevenir las violaciones. También establece directrices específicas para los delitos contra las mujeres en Internet, como la divulgación de información privada.

Esta nueva legislación incluye una lista más amplia de circunstancias agravantes para los delitos, lo que conlleva penas más severas. Además, se dirige a combatir la intención de castigar a las víctimas en función de su sexo, orientación sexual, color de piel, religión, origen social o convicciones políticas, así como el deseo de mantener o restaurar el "honor".

En cuanto a la protección de las víctimas, la directiva establece normas mínimas para priorizar el acceso a alojamientos protegidos para las víctimas de violencia, así como el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva.

Con esta nueva ley europea, las autoridades de los Estados miembros tendrán mayores obligaciones en cuanto a la notificación y recopilación de pruebas, así como el deber de concienciar a la población de que las relaciones sexuales no consentidas son consideradas un delito.

Finalmente, aunque la tipificación del sexo no consentido como forma de violación quedó excluida debido a las reservas de varios gobiernos, la ministra de Igualdad, Ana Redondo, ha celebrado la aprobación de esta norma como un "primer paso" hacia la igualdad de género en la Unión Europea. Además, se ha dado luz verde a otra norma sobre organismos de igualdad que busca avanzar en la paridad entre hombres y mujeres en el empleo, asegurando estándares mínimos en todos los países europeos.

En definitiva, esta nueva legislación representa un avance significativo en la lucha contra la violencia de género en la Unión Europea, aunque todavía quedan aspectos por mejorar y retos por superar para lograr una sociedad más igualitaria y justa para todas las personas.