La UE impone regulaciones más rigurosas para combatir el lavado de dinero y el terrorismo.

La UE impone regulaciones más rigurosas para combatir el lavado de dinero y el terrorismo.


BRUSELAS, 18 Ene. - Se ha alcanzado un acuerdo provisional entre los negociadores del Consejo y del Parlamento Europeo en la madrugada de este jueves sobre nuevas medidas para luchar contra el blanqueo de dinero, la financiación del terrorismo y la evasión de sanciones en la Unión Europea.

En concreto, el acuerdo incluye la sexta directiva contra el blanqueo de capitales (AML) y el reglamento del "libro de normas único" de la UE. Estas disposiciones forman parte del paquete contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo (AML/CFT) y se espera que sean aplicadas por los bancos y otras entidades obligadas para proteger el mercado interior de la UE contra estas prácticas ilícitas.

El acuerdo establece acceso a información sobre beneficiarios reales y otorga más poderes a las Unidades de Inteligencia Financiera (UIF) para analizar y detectar casos de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, así como para suspender transacciones sospechosas.

Además, se ha establecido que a partir de 2029 los clubes de fútbol profesionales estarán obligados a verificar la identidad de sus clientes y reportar cualquier transacción sospechosa a las UIF.

El acuerdo también amplía la lista de sujetos obligados, incluyendo al sector criptográfico, lo que implica que todos los proveedores de servicios de criptoactivos (CASP) deberán llevar a cabo la debida diligencia con sus clientes, verificar información sobre ellos y reportar actividades sospechosas.

Se establece que los CASP deberán aplicar medidas de debida diligencia con el cliente para transacciones superiores a 1.000 euros y también se agregan medidas para mitigar los riesgos relacionados con las transacciones con billeteras.

Además, sectores como los comerciantes de artículos de lujo, el sector de automóviles, aviones y yates de lujo, así como el comercio de bienes culturales, también se verán afectados por estas normas de diligencia debida del cliente y obligaciones de presentación de informes.

El acuerdo provisional reconoce que el sector del fútbol representa un alto riesgo y amplía la lista de entidades obligadas a incluir a los clubes y agentes de fútbol profesional. Sin embargo, los Estados miembros tendrán la flexibilidad de eliminarlos de la lista si no representan un riesgo significativo.

Estas normas entrarán en vigor después de un período de transición más largo, que será de cinco años frente a los tres años de las demás entidades obligadas.

Tags

Categoría

Economía