24h España.

24h España.

Las pensiones contributivas tienen un déficit de casi 56.000 millones, según Fedea.

Las pensiones contributivas tienen un déficit de casi 56.000 millones, según Fedea.

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) ha revelado en un estudio reciente la preocupante situación financiera del componente contributivo de las pensiones públicas en 2023. Según el informe, el déficit de estas pensiones alcanzó casi 56.000 millones de euros el año pasado, representando el 3,8% del PIB.

Este déficit, estimado en 3,8 puntos de PIB (-55.919 millones de euros), refleja la brecha entre los ingresos netos ordinarios por cotizaciones sociales y los gastos del sistema de pensiones públicas, que incluyen las pensiones de Seguridad Social y clases pasivas.

Para cubrir esta diferencia, en 2023 se utilizaron transferencias del Estado equivalentes a 3,1 puntos de PIB (44.148,12 millones de euros), así como un préstamo estatal de 0,7 puntos de PIB (10.003 millones de euros). Estas medidas han puesto en relieve la necesidad de recursos adicionales para sostener el sistema de pensiones.

La Fundación Fedea advierte que estas transferencias han reducido los recursos disponibles para otras necesidades públicas esenciales, y señala que el constante debate sobre la viabilidad financiera de las pensiones públicas es un tema recurrente en la sociedad actual.

El informe también destaca que el Sistema de Seguridad Social cerró 2023 con un déficit similar al año anterior, representando el 0,6% del PIB. Sin embargo, este porcentaje se eleva al 0,8% del PIB al excluir las cotizaciones destinadas al Mecanismo de Equidad Intergeneracional, que sólo estará disponible a partir de 2032.

Además, la Seguridad Social recibió transferencias del Estado por valor de 27.231 millones de euros, destinadas al pago de complementos por mínimos de pensiones y gastos impropios, entre otros. Excluyendo estas transferencias, el saldo contributivo del sistema se situaría en torno al 2,7% del PIB, lo que resalta la necesidad urgente de abordar el déficit en el financiamiento de las pensiones.

En resumen, el informe de Fedea pone de manifiesto la insostenibilidad financiera del sistema de pensiones públicas, que requiere una revisión integral para garantizar su viabilidad a largo plazo. Es crucial abordar este desafío con medidas efectivas que aseguren el bienestar de los pensionistas y la estabilidad del sistema en su conjunto.