24h España.

24h España.

Líderes de la UE consideran aumentar la inversión en la industria de Defensa europea.

Líderes de la UE consideran aumentar la inversión en la industria de Defensa europea.

En Bruselas, el 21 de marzo, los líderes de la Unión Europea han propuesto aumentar la financiación a la industria militar en Europa, generando controversia sobre la posibilidad de emitir deuda conjunta y dividiendo opiniones en el bloque.

Durante la reunión de jefes de Estado y de Gobierno en Bruselas, varios líderes han abogado por encontrar una solución europea para financiar el sector de Defensa en Europa, incluyendo la petición al Banco Europeo de Inversiones para adaptar su política de préstamos y respaldar la industria de Defensa.

"El problema radica en la inversión. Los fondos europeos están limitados, por lo tanto, hemos solicitado al Banco Europeo de Inversiones que permita invertir en el ámbito militar. Debemos avanzar en esta dirección", afirmó la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, quien respaldó la emisión de eurobonos.

Por otro lado, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, defendió la importancia de fortalecer la industria de Defensa ante las preocupaciones sobre la seguridad europea planteadas por Rusia, mencionando la necesidad de financiamiento nacional y europeo para hacer frente a esta problemática.

Desde Lituania, el presidente Gitanas Nauseda abogó por dar al BEI el mandato de financiar proyectos militares, aunque reconoció que esto por sí solo no sería suficiente y solicitó a la Comisión Europea más propuestas para mejorar el acceso de la industria armamentística a fondos europeos.

El primer ministro finlandés, Petteri Orpo, destacó la necesidad de más financiamiento europeo para potenciar la industria militar, instando a cada Estado miembro a cumplir con su parte y apuntando hacia la reforma del mandato del BEI como una posible solución.

Para el primer ministro de Luxemburgo, Luc Frieden, potenciar la fabricación de armamento en Europa es fundamental para la seguridad y prosperidad del continente, expresando su apoyo a decisiones que vayan en esa dirección, incluyendo facilitar el acceso de la industria militar a financiamiento europeo a través del BEI.

La urgencia de reforzar la defensa de Ucrania y la mayor conciencia sobre la necesidad de potenciar la industria militar en Europa han llevado al presidente del Consejo, Charles Michel, a plantear un cambio de paradigma en la seguridad y defensa europea, proponiendo medidas radicales y concretas para impulsar el sector con fondos públicos y privados, incluido la emisión de deuda conjunta.

Este último punto ha generado discrepancias entre los Estados miembros, con Alemania, Suecia y Países Bajos oponiéndose a la idea de bonos europeos y defendiendo el cumplimiento del objetivo del 2% del PIB comprometido con la OTAN en lugar de buscar formas innovadoras de financiamiento para el gasto militar.