24h España.

24h España.

Nombramiento del arzobispo de Burgos como comisario Pontificio de monasterios clarisas de Belorado, Orduña y Derio.

Nombramiento del arzobispo de Burgos como comisario Pontificio de monasterios clarisas de Belorado, Orduña y Derio.

La Iglesia prohíbe a De Rojas estar en el convento de Belorado y las clarisas decidirán si siguen en la congregación

BURGOS, 29 May.

En un giro inesperado, el arzobispo de Burgos, Mario Iceta, ha sido designado comisario Pontificio de los monasterios de las clarisas de Belorado, Orduña y Derio. Esta medida incluye la prohibición de acceso y permanencia en el convento burgalés para los señores Pablo de Rojas y José Ceacero, así como cualquier persona vinculada a la Pía Unión de San Pablo Apóstol.

El anuncio fue realizado por el prelado burgalés en una rueda de prensa celebrada este miércoles, acompañado por destacadas figuras de la Federación de Hermanas Clarisas de Nuestra Señora de Aranzazu. Entre las acciones tomadas se encuentra la finalización del mandato de sor Isabel como abadesa del monasterio de Belorado y Derio, tras su decisión de abandonar la Iglesia Católica para seguir a Pablo de Rojas.

Ante esta situación, la Santa Sede ha nombrado a Iceta como comisario Pontificio de los tres conventos, dándole plenos poderes para supervisar todas las acciones tanto canónicas como civiles. Se ha designado una comisión gestora para coordinar las acciones, incluyendo una auditoría económica y un inventario de bienes.

Además, se ha enviado un burofax a sor Isabel comunicándole la finalización de su mandato y el nombramiento del comisario pontificio de manera inmediata. La prohibición de acceso se extiende a Pablo de Rojas, José Ceacero y cualquier persona relacionada con la Capilla Unión de San Pablo Apóstol.

Iceta espera que la situación se resuelva de manera consensuada y con sentido común, sin prisa pero con la firmeza necesaria. El Arzobispado buscará una comunicación directa con cada una de las hermanas para determinar si desean permanecer en la Iglesia Católica, contando con la posibilidad de excomunión si no lo hacen.

En medio de esta controversia, el arzobispo ha expresado su preocupación por el bienestar de las monjas y ha prometido actuar con delicadeza y prudencia para garantizar el menor impacto negativo para todas las partes involucradas.