24h España.

24h España.

Periodistas europeos exigen la liberación del reportero hispano-ruso Pablo González detenido en Polonia.

Periodistas europeos exigen la liberación del reportero hispano-ruso Pablo González detenido en Polonia.

En un gesto de solidaridad y justicia, 48 periodistas delegados de asociaciones profesionales y sindicatos de 37 países europeos han exigido la liberación del periodista hispano-ruso Pablo González Yagüe y la realización de un juicio justo después de su encarcelamiento en Polonia en febrero de 2022, o en su defecto, la repatriación inmediata para celebrar el juicio en España.

Esta demanda fue presentada y aprobada de forma unánime en la Asamblea Anual 2024 de la Federación Europea de Periodistas (EFJ) en Pristina (Kosovo), tras una moción presentada por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y apoyada por CCOO, FdSP y UGT.

La FAPE ha informado que la EFJ ha criticado fuertemente a las autoridades judiciales y políticas de Polonia, así como la falta de acción por parte de las autoridades españolas en este caso.

Luis Menéndez, delegado internacional de la FAPE, describió la opacidad del caso contra el periodista como "indefendible", destacando que después de 27 meses de prisión en un país de la Unión Europea, Pablo González Yagüe enfrenta un aislamiento que constituye una tortura personal y psicológica.

En apoyo a esta causa, la Asamblea de la EFJ ha respaldado la realización de nuevas iniciativas de protesta tanto en Madrid como en Polonia, frente a la prisión de Radom, donde el periodista se encuentra recluido a cien kilómetros de Varsovia.

Bajo el tema 'Periodismo en tiempos de guerra', la Asamblea Anual 2024 de la EFJ inició con un minuto de silencio en memoria de los 109 periodistas asesinados en la guerra de Gaza, según la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

Entre los temas discutidos en la asamblea, se destacaron las presiones contra la libertad de prensa y las amenazas a los periodistas en países balcánicos y del Este de Europa, como Hungría, así como los riesgos asociados a la implementación de Inteligencia Artificial en la producción de contenidos y la proliferación de las llamadas SLAPP (iniciativas judiciales contra la participación pública).