24h España.

24h España.

Redondo advierte al PP sobre su postura ante los derechos LGTBI: "debería solucionar su problema"

Redondo advierte al PP sobre su postura ante los derechos LGTBI:

En una declaración realizada este jueves, la ministra de Igualdad, Ana Redondo, ha expresado su preocupación por la postura del Partido Popular ante los derechos de las personas LGTBI, señalando que el partido tiene un problema que debería abordar de manera urgente.

Redondo manifestó que considera que el PP no está representando de manera adecuada los derechos de las minorías LGTBI+, destacando la importancia de resolver esta cuestión. Sus declaraciones fueron realizadas en el marco de la probable aprobación de la Ley de Paridad en el Congreso de los Diputados.

En este contexto, la ministra hizo referencia a la negativa de la alcaldesa de Valencia, María José Catalá, a colocar la bandera del Orgullo en el balcón municipal, instándola nuevamente a rectificar su postura.

Redondo también enfatizó que, en su opinión, el verdadero problema radica en Vox, aunque subrayó que el Partido Popular se está alineando cada vez más con esta posición. Esta situación, según la ministra, está generando una falta de representación e identificación para muchas personas en la sociedad.

Además, la ministra instó al PP a revisar su enfoque político para garantizar una representación más inclusiva y diversa. En su opinión, la diversidad en la sociedad es un factor fundamental para el progreso democrático y la construcción de una sociedad más equitativa.

El miércoles, Redondo había solicitado a Catalá que rectificara su postura de manera inmediata, calificando su actitud de vergonzosa. La ministra enfatizó la importancia de reconocer los errores y corregirlos para avanzar hacia una sociedad más justa y respetuosa.

Por su parte, María José Catalá defendió la decisión del Ayuntamiento de no colocar banderas en el balcón, criticando el intento del PSPV de politizar la cuestión. Según Catalá, la diversidad es un valor social que trasciende las fronteras políticas y debe ser respetada por todos.

Catalá explicó que el Ayuntamiento no solo evita colocar la bandera del Orgullo, sino que tampoco despliega banderas en otros días conmemorativos importantes, optando por un enfoque más proactivo hacia la solidaridad y la inclusión social.

En definitiva, la polémica en torno a la colocación de la bandera del Orgullo en el balcón municipal ha puesto de manifiesto las tensiones existentes en relación con la defensa de los derechos LGTBI y la diversidad en la sociedad, resaltando la importancia de promover una cultura de respeto y reconocimiento hacia todas las personas sin importar su orientación sexual.