24h España.

24h España.

Renault revoluciona el transporte público con su oferta de vehículos autónomos.

Renault revoluciona el transporte público con su oferta de vehículos autónomos.

Una alianza estratégica ha sido forjada entre el gigante francés Renault Group y la empresa líder en conducción autónoma WeRide para el lanzamiento de vehículos con autonomía L4.

MADRID, 16 May.

Renault Group tiene como objetivo ofrecer una gama de vehículos autónomos para el transporte público con un nivel de autonomía L4. Con la transición gradual de más de 400 grandes ciudades europeas hacia zonas de bajas emisiones, el fabricante busca garantizar la movilidad de sus habitantes, encontrando así un mercado ideal para su propuesta innovadora.

En esta línea, la compañía francesa ha establecido una nueva colaboración con WeRide, expertos en conducción autónoma, para la introducción a gran escala de vehículos con un nivel de autonomía L4, capaces de manejar de forma independiente situaciones de conducción dentro de un entorno operativo específico, con supervisión remota pero sin operador a bordo.

En un comunicado oficial, Renault Group destaca el prestigio internacional de WeRide en el campo de los vehículos autónomos, con más de 700 unidades en servicio (incluyendo 300 miniBuses) y un recorrido de más de 28 millones de kilómetros en Asia, Oriente Medio y Norteamérica, próximamente desembarcando en Europa en colaboración con Renault Group.

Además, la compañía automotriz resalta que esta iniciativa se alinea con su estrategia de realizar experimentos para encontrar la mejor solución a las necesidades de las comunidades locales, como el proyecto Mach 2 anunciado para 2023. Este proyecto consistirá en una flota de miniBuses eléctricos automatizados que se integrará a partir de 2026 a la red de transporte público en la metrópolis de Châteauroux (Francia).

Renault revela que, a lo largo del tiempo, estos experimentos llevarán al desarrollo de una plataforma robotizada de miniBús eléctrico basada en el Nuevo Renault Master, con capacidad de integrar soluciones de automatización de socios especializados como EasyMile, Milla o WeRide.

Asimismo, destaca que estos miniBuses autónomos serán flexibles y operarán los 7 días de la semana, las 24 horas del día con total seguridad, ofreciendo una alternativa de movilidad sin emisiones o un complemento eficiente en costos y emisiones de CO2 por kilómetro por pasajero en comparación con las opciones existentes (tren, tranvía, autobús).

El nodo del comunicado marca que, si bien se incluyen costos adicionales asociados a la robotización y automatización, estos pueden ser mitigados por la eliminación de operadores a bordo, permitiendo la operación de una flota de vehículos con una simple supervisión remota.

Por otro lado, el fabricante de automóviles francés destaca que, en el ámbito de los vehículos privados, se están concentrando en alcanzar el nivel L2 o incluso L2+ de conducción autónoma, con asistencias que hacen que sus vehículos sean seguros y placenteros de conducir con total confianza, tales como el control de crucero contextual o la asistencia para mantenerse en el carril, y próximamente la función de adelantamiento automático.

A pesar de estas funciones de asistencia, Renault subraya que el conductor sigue siendo responsable de la conducción en todo momento.

En el marco de la conducción autónoma, el consenso internacional establece 6 niveles de "conducción automatizada y autónoma" desde el nivel L0 sin asistencia hasta el nivel L5, donde el vehículo sería completamente autónomo en todas las situaciones y sin operador a bordo.

Sin embargo, Renault Group no considera prioritario el nivel L3 ("eyes off") a corto plazo debido a la complejidad tecnológica requerida para operar de forma segura en entornos complejos con una supervisión limitada del conductor.

Aunque se reconoce que esta transición sería costosa para los usuarios en comparación con los beneficios que ofrece, el fabricante está trabajando para que la arquitectura de sus vehículos pueda evolucionar hacia la conducción autónoma en caso de que las expectativas, regulaciones o costos tecnológicos lo permitan en el futuro.

Por otro lado, en el ámbito del transporte público, Renault considera relevante la introducción de vehículos autónomos, con una demanda estimada de varios miles de miniBuses en los próximos años.

Por último, Renault anuncia que uno de los experimentos de vehículos autónomos en colaboración con WeRide se llevará a cabo con una demostración de transporte público en condiciones reales durante el torneo de tenis de Roland-Garros 2024 en unos pocos días, demostrando así su compromiso con la innovación y la movilidad sostenible.