24h España.

24h España.

Rocío, madre de acogida, reflexiona sobre la dificultad de las despedidas y la inevitable conexión humana.

Rocío, madre de acogida, reflexiona sobre la dificultad de las despedidas y la inevitable conexión humana.

En el marco de una entrevista con Europa Press, Rocío Tovar, una madre de acogida con 13 años de experiencia, reflexionó sobre las dificultades de las despedidas en el acogimiento familiar. Según sus palabras, las separaciones siempre resultan duras, ya que el vínculo humano se establece inevitablemente.

Actualmente, Rocío lleva a cabo diferentes modalidades de acogimiento familiar, tales como el temporal, el permanente y el de urgencia. En su testimonio, destaca la importancia de abrir la mente y acoger a un niño en su vida como si fuera propio, detallando su experiencia con cuatro niños en su hogar.

En este sentido, Rocío subraya la escasez de familias de acogida de urgencia y la relevancia de brindar calor humano a los niños en sus primeros meses de vida. Para ella, es crucial que existan brazos amorosos que abracen a los niños y les proporcionen seguridad desde sus primeros años para construir una sociedad sana y equilibrada.

Los datos más recientes del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 revelan un incremento en el número de niños y adolescentes creciendo en centros de acogida, mientras que las cifras de acogimientos en familia extensa disminuyen y en familia ajena aumentan en cierta medida.

En este contexto, asociaciones como ASEAF y CORA exigen una revisión de las prácticas en el proceso de acogimiento familiar para garantizar que se priorice el bienestar de los menores por encima de los trámites administrativos. Lamentan que en algunas comunidades autónomas persistan barreras que impiden que la familia de acogida pase a ser adoptante, generando una vulneración de los derechos de los niños bajo tutela.

Desde ASEAF, Helena Escalada ha denunciado la existencia de compartimentos estancos entre el acogimiento y la adopción en algunas regiones, lo cual dificulta la continuidad del vínculo afectivo de los menores. Esta situación, según advierten, puede tener graves consecuencias en el desarrollo emocional y neurológico de los niños al experimentar un nuevo abandono en su trayectoria familiar. Es fundamental, por tanto, que se analicen detenidamente los casos y se priorice el interés superior del niño en el proceso de acogida o adopción.