24h España.

24h España.

Sumar insta al Gobierno a castigar con prisión la práctica de terapias de conversión.

Sumar insta al Gobierno a castigar con prisión la práctica de terapias de conversión.

En una sesión del Congreso celebrada el día de hoy, el Grupo Parlamentario Plurinacional Sumar ha presentado una propuesta para que el Gobierno considere la posibilidad de imponer penas de prisión a aquellos individuos que lleven a cabo terapias de conversión.

La propuesta, que será debatida próximamente en la Comisión de Igualdad, insta a modificar el Código Penal y agregar un nuevo artículo que castigue a quienes realicen esfuerzos para cambiar la orientación sexual o identidad de género de una persona, también conocidos como terapias de conversión.

Según el Grupo Parlamentario, penalizar las terapias de conversión sería un avance significativo en la protección de los derechos de la comunidad LGTBIQ+. Además, destacan que esta modificación permitirá la participación de la sociedad civil en los procesos de investigación y enjuiciamiento.

La Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI prohíbe explícitamente la aplicación de métodos y terapias destinadas a modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona, incluso con su consentimiento.

En España, se han reportado prácticas de terapias de conversión por parte de grupos religiosos y colectivos contrarios a los derechos de las personas LGTBIQ+. Según la Asociación Española contra las Terapias de Conversión, se han identificado más de setenta profesionales que llevan a cabo estas terapias, afectando a más de 400 personas en total.

La falta de transparencia en torno a estas prácticas dificulta conocer la verdadera magnitud del problema en el país, según ha manifestado el Grupo Parlamentario Sumar. A pesar de que ocho comunidades autónomas cuentan con prohibiciones contra las terapias de conversión, no se ha sancionado firmemente a los responsables.

Sumar ha denunciado que las sanciones económicas existentes no son suficientes para detener a los perpetradores de estas prácticas. Además, han señalado que los tipos penales actuales no abordan adecuadamente la gravedad de estas prácticas y se centran únicamente en las consecuencias materiales, pasando por alto lo verdaderamente condenable de las terapias de conversión.

En definitiva, esta propuesta busca proteger a las personas LGTBIQ+ de prácticas dañinas como las terapias de conversión y garantizar que aquellos que las lleven a cabo enfrenten consecuencias legales acordes con la gravedad de sus actos.