24h España.

24h España.

Xiaomi desafía a Tesla con el lanzamiento de un SUV para lograr la rentabilidad en 2026.

Xiaomi desafía a Tesla con el lanzamiento de un SUV para lograr la rentabilidad en 2026.

El gigante tecnológico Xiaomi ha anunciado planes ambiciosos para ampliar la fabricación de vehículos eléctricos, con el objetivo de satisfacer la creciente demanda del mercado y lanzar su primer SUV deportivo similar al Model Y de Tesla para el año 2025.

Según informes de la agencia 'Bloomberg', la compañía prevé alcanzar la producción de 100.000 unidades de su primer automóvil eléctrico, el SU7, este año y espera convertir esta división del negocio en rentable para el año 2025.

Este movimiento estratégico marca un hito importante en la estrategia de Xiaomi, que busca alcanzar una valoración en el sector de la movilidad de hasta 10.000 millones de dólares con el lanzamiento de su SUV.

Aunque aún faltan detalles por confirmar sobre el nuevo vehículo, como las especificaciones técnicas y los precios, todo dependerá de la respuesta del mercado automovilístico chino, dominado por BYD y Tesla.

La compañía tiene previsto iniciar la producción del SUV en 2025, una vez finalice la construcción de la expansión de su planta de ensamblaje en Pekín, China.

Para el momento, Xiaomi se centrará en la producción del SU7, con una capacidad máxima de entrega de 10.000 unidades al mes. Hasta abril, la compañía ya había recibido cerca de 90.000 pedidos desde el lanzamiento de este modelo en marzo.

Desde que anunció sus planes de incursionar en el sector automotriz, las acciones de Xiaomi han experimentado un incremento del 30% en el mercado, acercándose a su nivel más alto de los dos últimos años y medio.

Con miras hacia el futuro, la empresa asiática espera alcanzar el punto de equilibrio en su negocio automotriz en 2026, dos años antes de lo programado, gracias a mejoras en la capacidad de producción y una positiva recepción por parte del mercado.

Para el año 2025, se proyecta que Xiaomi duplique las entregas de vehículos hasta alcanzar las 240.000 unidades, consolidando su posición en la competitiva industria automovilística china.