24h España.

24h España.

Ábalos califica el encuentro con Delcy Rodríguez como una exitosa misión diplomática y niega transporte de maletas.

Ábalos califica el encuentro con Delcy Rodríguez como una exitosa misión diplomática y niega transporte de maletas.

El exministro de Transportes José Luis Ábalos ha revelado que su visita al aeropuerto de Barajas en 2020 tenía como objetivo evitar la entrada de la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, debido a las sanciones en su contra. Ábalos ha calificado esta acción como una "misión diplomática exitosa", de la cual el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, estaba informado. Además, ha desmentido los rumores acerca de las supuestas 40 maletas que acompañaban a Rodríguez.

En la comisión de investigación del Senado sobre el caso Koldo, el senador de Vox Ángel Pelayo Gordillo ha cuestionado a Ábalos sobre la presencia de Delcy Rodríguez en el aeropuerto de Madrid. El exministro explicó que acudió a Barajas con la intención de evitar la entrada de la vicepresidenta venezolana.

Ábalos ha detallado que fue acompañado por su asesor en aquel momento, Koldo García, hasta el aeropuerto en un coche del PSOE, ya que el vehículo oficial del Ministerio no estaba disponible. Su objetivo al acudir a Barajas era verificar la presencia de Rodríguez y garantizar que no ingresara a España por las sanciones en su contra.

El exministro ha reconocido que habría sido más adecuado que la entonces ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, interviniera en el asunto debido a su naturaleza diplomática. Sin embargo, González Laya no se encontraba en España en ese momento, según Ábalos.

Ábalos explicó que decidió intervenir al enterarse de que el ministro de Turismo de Venezuela podría ingresar a España para participar en la Feria Internacional del Turismo (FITUR), pero al saber que Rodríguez también estaba en el vuelo, decidió actuar para evitar su entrada al país.

Por su parte, Ábalos aseguró que informó a Pedro Sánchez sobre esta acción, destacándola como una "misión diplomática exitosa" debido a las relaciones diplomáticas entre España y Venezuela. Además, negó la existencia de las supuestas 40 maletas, argumentando que el equipaje de los pasajeros era personal y que no había nada fuera de lo común en el vuelo.

Finalmente, Ábalos defendió que la operación fue supervisada por la policía y rodeada de patrullas, rechazando las críticas sobre la actuación de las fuerzas de seguridad. Enfatizó que este tema ya ha sido judicializado y consideró absurdas las denuncias en su contra.