24h España.

24h España.

Atrapado en Rumanía un delincuente informático murciano con cientos de denuncias en España.

Atrapado en Rumanía un delincuente informático murciano con cientos de denuncias en España.

Un ciberdelincuente ha sido detenido por usurpar 55 identidades y lograr captar más de 10 millones de euros en estafas a través de Internet. La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado una organización criminal dedicada a cometer estafas en España, logrando arrestar al ciberdelincuente en Bucarest, Rumanía.

La investigación, conocida como Operación 'Kalinka-Tirano', fue llevada a cabo por el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada de Policía Judicial de Policía Nacional de Navarra y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de la misma comunidad foral.

El ciberdelincuente, con más de 300 denuncias en España y 33 requisitorias de distintos juzgados, lideraba una organización perfectamente estructurada que operaba a través de cuentas bancarias fraudulentas.

Tras recibir denuncias de estafas con un modus operandi similar, se coordinó la Policía Nacional y la Guardia Civil para llevar a cabo una investigación conjunta que condujo a la identificación y detención del líder en Bucarest, Rumanía.

Además, se logró identificar a otros miembros de la organización en diferentes provincias de España, los cuales están siendo investigados. La operación culminó con la extradición del detenido a España y su ingreso en prisión.

En el domicilio del detenido en Bucarest, se encontraron evidencias como una estación de minado de criptomonedas, ordenadores portátiles, discos duros, tarjetas bancarias fraudulentas, documentos de identidad falsificados y otros elementos para cometer estafas.

La investigación reveló la usurpación de más de 55 identidades y el movimiento de más de 10 millones de euros a través de cuentas bancarias abiertas fraudulentamente. Se contabilizaron más de 300 denuncias en toda España por diferentes tipos de estafas, incluyendo la suplantación de identidad en WhatsApp y otros métodos de engaño.

El ciberdelincuente utilizaba diversos métodos como el phishing, smishing y la técnica del hijo en apuros para obtener información confidencial y realizar estafas. Adquirió una impresora industrial para falsificar documentos de identidad y abrir cuentas bancarias fraudulentas, para luego blanquear el dinero obtenido ilegalmente.