24h España.

24h España.

España es uno de los cinco países de la UE que apuesta por incentivos para la infraestructura de recarga.

España es uno de los cinco países de la UE que apuesta por incentivos para la infraestructura de recarga.

En un informe reciente de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), se reveló que solo España, Italia, Suecia, Austria y la República Checa ofrecen incentivos fiscales para la instalación de puntos de recarga eléctrica de vehículos en la Unión Europea (UE).

A pesar de ello, todos los países de la UE tienen algún tipo de beneficio fiscal para los vehículos eléctricos, ya sea para la adquisición o el uso, pero las medidas adoptadas varían significativamente entre cada nación.

En cuanto al apoyo a la movilidad eléctrica en el ámbito empresarial, solo 17 Estados miembro brindan ayuda económica a las compañías para electrificar la movilidad de sus trabajadores. En la compra de vehículos eléctricos, seis países no ofrecen incentivos: Bélgica, Dinamarca, Bulgaria, Finlandia, Letonia y Eslovaquia.

El informe también detalla los incentivos a la movilidad eléctrica en España, con la implementación de los planes Moves II y Moves III, que han sido financiados con 1.200 millones de euros hasta la fecha según cifras del Ministerio de Transportes.

Estos fondos están destinados a promover la adquisición de vehículos eléctricos y la expansión de la infraestructura de recarga para estos vehículos, con subvenciones que pueden cubrir hasta el 80% del coste para los habitantes de zonas con menos de 5.000 habitantes.

Al igual que en otros países europeos como Italia y Suecia, que ofrecen ayudas de hasta 1.500 euros y cubren la mitad del coste de instalación respectivamente.

A pesar de estos esfuerzos, España tiene una baja penetración de vehículos eléctricos en comparación con el resto de Europa, con solo un 5,5% de vehículos eléctricos circulando en el país, muy lejos del promedio europeo del 15%.

Según el informe Transport % Environment, adquirir un vehículo de combustión en España tiene más beneficios fiscales que uno eléctrico, lo que contrasta con países como Portugal donde el 17,3% de los coches matriculados son eléctricos a pesar de tener una renta per cápita menor.

Por otro lado, los países escandinavos lideran en la electrificación de la movilidad, con Noruega alcanzando un impresionante 82,4% de matriculaciones de turismos eléctricos puros en 2023, y Suecia experimentando un crecimiento del 18% en la adopción de vehículos eléctricos.