24h España.

24h España.

Sumar acelerará la sucesión de Díaz con un proceso rápido entre sus 80 miembros directivos.

Sumar acelerará la sucesión de Díaz con un proceso rápido entre sus 80 miembros directivos.

La formación Sumar se encuentra ante una decisión crucial para su futuro, buscando desvincularse de la figura de la vicepresidenta Yolanda Díaz.

MADRID, 10 Jun.

En las próximas semanas, Sumar tendrá que abordar un cambio en su liderazgo, luego de que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, anunciara su renuncia como coordinadora general de la formación debido al decepcionante resultado en las elecciones europeas.

Fuentes internas de Sumar han expresado la necesidad de realizar una transición rápida pero cuidadosa, que estará a cargo del Grupo Coordinador de la formación. Este grupo, compuesto por 80 miembros, deberá proponer al nuevo líder orgánico de Sumar, cuya base fue construida en torno a la figura de Díaz.

En el Grupo Coordinador no se encuentran representadas figuras clave como la ministra de Sanidad, Mónica García, o el portavoz de Sumar, Ernest Urtasun, entre otros, lo que limitará las opciones de sucesión al frente de la formación.

La salida de Díaz se da tras los resultados negativos en las elecciones europeas, donde Sumar solo consiguió tres escaños con un 4,6% de votos. La formación ahora enfrenta un cambio de liderazgo en un momento crucial y con un panorama incierto en términos de estructura interna y relaciones con los aliados políticos.

Por otro lado, Díaz se mantiene en su cargo de vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, lo que podría generar un modelo de bicefalia en el liderazgo de Sumar. La formación también deberá trabajar en recomponer las relaciones con partidos como Más Madrid e IU, tras las disputas durante las negociaciones electorales.

En medio de la crisis interna en Sumar, con llamados a asumir responsabilidades y replantear estrategias, la formación busca reflexionar sobre las causas de su declive y encontrar un nuevo rumbo para recuperar apoyo electoral.

El desafío para Sumar será desligarse de la imagen de Díaz y consolidar su identidad como un frente amplio de fuerzas progresistas. La renuncia de Díaz a la coordinación de la formación abre un nuevo capítulo en la evolución de Sumar y plantea retos importantes en su futuro.

Desde su ascenso como figura destacada en la izquierda alternativa al PSOE, Díaz ha enfrentado obstáculos en la consolidación de Sumar y en las relaciones con otros partidos de izquierda. La formación ahora deberá superar estos desafíos y trazar un nuevo rumbo para avanzar como una fuerza progresista unida y sólida.