24h España.

24h España.

China investiga las barreras comerciales impuestas por la UE a sus empresas.

China investiga las barreras comerciales impuestas por la UE a sus empresas.

En una nueva escalada de tensiones comerciales entre China y la Unión Europea, el Ministerio de Comercio de China ha decidido llevar a cabo una investigación sobre las barreras al comercio y la inversión en respuesta a las medidas adoptadas por la UE con respecto a las empresas chinas tras la implementación del Reglamento de Subvenciones Extranjeras.

Esta investigación fue iniciada formalmente luego de la solicitud presentada el pasado 17 de junio por la Cámara de Comercio de China para la Importación y Exportación de Maquinaria y Productos Electrónicos, con un enfoque especial en sectores como locomotoras ferroviarias, energía fotovoltaica, energía eólica y equipos de inspección de seguridad.

El Ministerio de Comercio de China ha indicado que la UE ha tomado medidas significativas, como revisiones preliminares, investigaciones exhaustivas e inspecciones sorpresa a empresas chinas de acuerdo con el Reglamento sobre Subvenciones Extranjeras y sus normativas.

El periodo de investigación debe concluir antes del 10 de enero de 2025, aunque podría extenderse hasta el 10 de abril de 2025 en circunstancias especiales. Las partes interesadas tendrán 20 días para enviar sus comentarios a la Oficina de Investigación de Remedios Comerciales del Ministerio de Comercio.

Luego de que la UE impusiera aranceles temporales de hasta un 38% a los automóviles de batería eléctrica importados desde China, las tensiones entre los dos bloques han aumentado en los últimos meses. Bruselas está negociando una solución a largo plazo con Pekín para los subsidios a los fabricantes chinos que los europeos consideran desleales.

En noviembre, si la UE decide hacer permanentes los aranceles, deberá presentar una propuesta formal a los Estados miembros que podrán aprobarla o rechazarla por mayoría cualificada. Si no hay consenso, la Comisión Europea podrá imponer los aranceles unilateralmente.

En respuesta, China anunció horas después una investigación sobre el sector porcino europeo, intensificando aún más las tensiones comerciales entre ambas potencias.