24h España.

24h España.

Feijóo califica la carta de Sánchez como un "insulto" a los jueces y a los españoles y llama a "responder" en las urnas.

Feijóo califica la carta de Sánchez como un

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha calificado la reciente carta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como una estrategia para desviar la atención de las acusaciones de corrupción que rodean a La Moncloa. Feijóo insta a los ciudadanos a responder en las urnas a lo que él llama "segunda dosis del melodrama" de Sánchez, para que reciba "la derrota electoral que merece".

Feijóo hizo estas declaraciones tras la publicación de una nueva carta de Sánchez defendiendo a su esposa de acusaciones de corrupción y denunciando un intento de interferencia en las elecciones europeas del 9 de junio. Recientemente, el juez citó a Begoña Gómez, esposa de Sánchez, como investigada por tráfico de influencias y corrupción en negocios.

En un mitin en Valladolid, Feijóo criticó la capacidad de Sánchez para engañar e insultar a los españoles, especialmente a sus propios votantes. Destacó que España no ha visto un escrutinio por corrupción tan amplio como el actual, con la esposa del presidente siendo investigada por presuntos delitos.

Feijóo aseveró que los hechos muestran que Sánchez ha creado un melodrama para distraer de la corrupción que rodea a La Moncloa. Alentó al presidente a dar explicaciones de manera urgente y a tomar decisiones sin recurrir a melodramas.

El líder del PP denunció la estrategia del PSOE para dividir el voto de centro-derecha en las elecciones, instando a los españoles a movilizarse y unir el voto en torno al PP para asegurar una derrota electoral para Sánchez. Destacó la importancia de concentrar el voto en su partido para evitar la división que beneficiaría al PSOE.

Feijóo concluyó instando a los españoles a votar pensando en la dignidad del país y advertir que ni los jueces españoles ni europeos se dejarán intimidar por cartas. Pidió que las elecciones del domingo marquen el principio del fin de lo que considera que España no necesita.