24h España.

24h España.

La inversión en energías sostenibles superará los 2 billones de dólares, duplicando la destinada a combustibles fósiles.

La inversión en energías sostenibles superará los 2 billones de dólares, duplicando la destinada a combustibles fósiles.

El gasto mundial en tecnologías e infraestructuras de energía limpia se espera que alcance los 2 billones de dólares en 2024, doblando la inversión destinada al carbón, el gas y el petróleo, de acuerdo con las proyecciones realizadas por la Agencia Internacional de Energía (AIE).

El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, afirmó que la inversión en energía limpia está marcando nuevos récords, incluso en un contexto económico desafiante, subrayando así el impulso detrás de la nueva economía energética global.

Según el informe anual de la AIE sobre inversión en energía, se espera que el gasto mundial en tecnologías e infraestructuras energéticas alcance este año los 3 billones de dólares por primera vez.

De esa cifra, aproximadamente 2 billones de dólares se destinarán a tecnologías limpias, como energías renovables, vehículos eléctricos, energía nuclear, redes, almacenamiento y mejoras en la eficiencia energética.

China liderará la inversión en energía limpia en 2024, seguida por Europa y Estados Unidos. Las tres economías más grandes a nivel mundial representarán la mayor parte de la inversión en energía limpia, destacando las disparidades en los flujos internacionales de capital hacia este sector.

El informe también menciona la falta de inversión en energía limpia en economías emergentes y en desarrollo, señalando que representa solo alrededor del 15% de la inversión mundial en este ámbito.

La AIE advierte sobre la necesidad de aumentar la inversión en energía limpia en países en desarrollo, donde actualmente el acceso a una energía asequible, sostenible y segura es limitado.

En cuanto a la inversión en petróleo y gas, se espera que aumente un 7% en 2024, principalmente liderada por empresas petroleras de Oriente Próximo y Asia, aunque la AIE alerta de que esta inversión es más alta de lo proyectado en escenarios que cumplen con los objetivos climáticos globales.