24h España.

24h España.

ONG exige a países de Europa del Este acciones por la salud mental de jóvenes afectadas por la guerra.

ONG exige a países de Europa del Este acciones por la salud mental de jóvenes afectadas por la guerra.

La organización no gubernamental Plan International ha puesto de manifiesto la preocupante situación de acoso y agresiones sexuales que sufren niñas y mujeres como consecuencia del conflicto con Rusia.

MADRID, 3 Jun.

La ONG ha realizado un llamado urgente a las autoridades ucranianas, polacas y rumanas para que tomen medidas destinadas a atender la salud mental de los adolescentes que se ven afectados por la guerra en Ucrania. Según el informe presentado, el 75 por ciento de las jóvenes y menores, muchas de ellas desplazadas, requieren ayuda para hacer frente al impacto psicológico del conflicto con Rusia.

"A veces siento que la guerra no solo está afuera de mi cabeza, sino también adentro", relata Irina, una adolescente ucraniana de 15 años que participó en la investigación llevada a cabo en Ucrania, Polonia y Rumanía con la participación de 135 jóvenes.

El estudio, realizado entre agosto y octubre de 2023, revela las dificultades que enfrentan las jóvenes afectadas por el conflicto para acceder a servicios de salud mental que les permitan lidiar con altos niveles de estrés y ansiedad.

Los problemas psicológicos también tienen un impacto en la educación de estas jóvenes, muchas de las cuales experimentan retrasos en sus estudios e incluso abandonan las clases. Alyona, una joven residente en Ucrania, comparte su experiencia: "Es muy difícil estudiar cuando tienes ansiedad todos los días y las alarmas suenan constantemente".

La ONG también destaca las dificultades del aprendizaje en línea, ya sea por motivos de seguridad en Ucrania o por la barrera que significa para las adolescentes desplazadas tener que aprender un nuevo idioma.

"Cuando tuvimos que dejar nuestro hogar, no pude asistir a la escuela durante meses. No tenía una computadora portátil ni acceso a internet. Dejamos todo atrás. No nos quedó nada", relata Hanna, una niña de 15 años que vive en Ucrania.

Plan International espera que las autoridades ucranianas implementen planes de transición para que los niños en edad escolar puedan reintegrarse al sistema educativo formal una vez que las condiciones de seguridad lo permitan. Asimismo, insta a los gobiernos de los países afectados a promover la cohesión social en las comunidades receptoras de personas desplazadas.

Luego de más de dos años de guerra, se estima que 14,6 millones de personas necesitan asistencia humanitaria, 4 millones son desplazadas internas en Ucrania y 6,5 millones son refugiadas en países vecinos. Además, más de 3,700 edificios educativos han sido destruidos.

Plan International ha denunciado que tanto en Ucrania como en los países limítrofes, muchas niñas y adolescentes son vulnerables a la violencia de género. Se alerta especialmente sobre los "alarmantes" índices de acoso y agresiones sexuales en Polonia y Rumanía. Jisu, una niña de 10 años que vive en Polonia, confiesa temer caminar sola por la calle debido a las historias de ataques que ha escuchado.

La ONG también resalta cómo se han reforzado los roles de género durante el conflicto, con muchos hombres en el frente y las mujeres quedándose en casa para cuidar a la familia. "Yo también limpio y cocino. Mi madre trabaja todo el día y mi hermana es muy pequeña para hacerlo. Así que ayudo a mi madre", cuenta Natalie a Plan International.

A pesar de las responsabilidades domésticas, las jóvenes demuestran su capacidad para asumir roles de liderazgo y proveer para el hogar. "La vida civil depende principalmente de las mujeres. Creo que esto ayuda a las mujeres a alcanzar su independencia y capacidad de acción", expresa Emiliya, de 15 años.

Muchas adolescentes se comprometen a participar en la reconstrucción de una Ucrania más inclusiva. Oleksa, de 15 años y residente en Rumanía, expresa su deseo de un futuro con mayor aceptación social y menos prejuicios.

En este sentido, Plan International recomienda a las autoridades y donantes garantizar la participación de las personas más vulnerables, como la comunidad romaní, las personas LGBTIQ+ y los jóvenes con discapacidades. También se destaca la importancia de una educación sexual integral para que las adolescentes puedan acceder a servicios de salud sexual y reproductiva asequibles y enfrentar tabúes y desinformación.

Respecto a la violencia de género, Plan International insta a las autoridades nacionales a ampliar los planes de prevención y concientización ante el creciente riesgo de explotación sexual y tráfico de personas.

La ONG, que ha brindado asistencia a casi 650,000 personas afectadas por la guerra, incluyendo a más de 259,000 niñas y niños, espera que este informe sirva como llamado a la acción antes de la Conferencia de Recuperación de Ucrania en Berlín el próximo 11 de junio.